El municipio de Santa Cruz de la Sierra aún no tiene nuevo alcalde; sin embargo, la revisión de actas por parte del Tribunal Electoral Departamental (TED) continúa y hasta ahora alcanza al 98,67% de los votos. 

Sin cuartos intermedios de por medio, los funcionaros del centro de cómputo y los delegados de las organizaciones políticas en carrera avanzan con el cómputo  que tiene intranquilos a los seguidores de Unidad Cívica Solidad (UCS), del candidato Jhonny Fernández, y de Comunidad Ciudadana – Autonomía por Bolivia (C-A), que encabeza el candidato Gary Áñez.

Según los datos oficiales del TED,  el candidato de UCS cuenta con el 35,39% de los votos, mientras que el de C-A, el 34,74%. La diferencia entre uno y otro candidato es del 0,65%. Muy por detrás se sitúa el MAS con el 16,64%.

El personal del TED trabajó durante toda la noche y por disposición de la Sala Plena todo el personal se queda en el lugar hasta finalizar el cómputo de votos, que está previsto para las próximas horas.

El presidente del TED, Saúl Paniagua, informó que se busca dar celeridad al cómputo de votos de los municipios restantes, así como el cómputo de la Gobernación, donde el virtual vencedor es el candidato de Creemos, Luis Fernando Camacho. 

«Estamos trabajando para concluir con la votación en el resto de municipios hasta mañana (domingo). No es la misma elección que antes. Tenemos el doble de candidatos y papeletas inclusive. Pero estamos dentro del plazo establecido por el Tribunal Supremo Electoral», apuntó Paniagua, a tiempo de pedir que no haya susceptibilidades sobre el cómputo, ya que es abierto y se hace a vista de los delegados políticos.

Para este sábado, a las 13:00 horas, los militantes y seguidores de UCS convocaron a salir a las calles y celebrar la victoria de su frente político, pese a que el conteo no finalizó. La cita será en las diferentes rotondas del segundo anillo de la capital cruceña

Por otro lado, C-A había reiteró al TED el pedido para que actúe con trasparencia y honestidad en el cómputo oficial. Las 1.333  actas observadas, 1 de cada 4 mesas electorales, provocaron la desconfianza ante la no respuesta a las incógnitas de este frente, los delegados de C-A abandonaron el centro de cómputo. 

Horas antes, habían expresado su molestia por las irregularidades manifiestas. Pero ni aún con la advertencia pública emitida ante los medios de comunicación, se logró superar las desavenencias. Antes de retirarse del salón el delegado Marcelo Vidaurre manifestó sentirse «muy decepcionados porque se están cometiendo muchas irregularidades». 

Además, señaló que como delegados solo podían «mirar lo que estaban haciendo», puesto que sus consultas y opiniones no eran tomadas en cuenta.

«Hacen caso omiso a los memoriales que hemos mandado», reclamó Vidaurre. Ante esta situación los delegados de la agrupación que postula a Gary Áñez optaron por suspender su labor de control. «No vamos a quedarnos para avalar algo que no está bien hecho», sentenció el portavoz de C-A. 

Después quisieron retornar no los dejaron ingresar, pero el cómputo continuó en las instalaciones del TED en la Fexpocruz.

Por su parte, el diputado de CC Jairo Guiteras manifestó que se les negó el acceso a las 1.333 actas observadas «y sobre esas actas se está dibujando el resultado». El retiro del centro de cómputo, señala, no significa descuidar la vigilia o abandonar los votos obtenidos por Gary.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *