Comunidad Ciudadana – Autonomías para Bolivia (C-A) había pedido al Tribunal Electoral Departamental que actuase con trasparencia y honestidad en el cómputo oficial. Las 1.333  actas observadas, 1 de cada 4 mesas electorales, provocaron la desconfianza de propios y estraños.

A pesar de los insistentes pedidos, al final la cuerda se rompió y los delegados de C-A abandonaron el centro de cómputo del TED instalado en el salón Sirionó del recinto ferial. Horas antes, habían expresado su molestia por las irregularidades manifiestas. Pero ni aun con la advertencia pública emitida ante los medios de comunicación, se logró superar las desavenencias.

Antes de retirarse del salón. Marcelo Vidaurre manifestó sentirse «muy decepcionados porque se están cometiendo muchas irregularidades». Además, señaló que como delegados solo podían «mirar lo que estaban haciendo», puesto que sus consultas y opiniones no eran tomadas en cuenta.

«Hacen caso omiso a los memoriales que hemos mandado», reclamó una vez más Vidaurre. Ante esta situación los delegados de la agrupación que postula a Gary Áñez a la Alcaldía cruceña optaron por suspender su labor de control. «No vamos a quedarnos para avalar algo que no está bien hecho», sentenció el portavoz de C-A.

Mediante una transmisión en video difundida por sus redes sociales, Federico Morón, candidato a concejal, hacía públicas diversas irregularidades que se habían detectado. La más llamativa se refiere a la falta de comunicación entre vocales,  «se están lavando las manos y no quieren firmar ciertas cosas».

Vidaurre también destacó que el trabajo en las mesas se estaba realizando sin la presencia de los vocales del TED, situación que incumpliría el reglamento.

Este aspecto fue rechazado por el presidente del TED, Saúl Paniagua, al asegurar que los vocales estaban presentes en las mesas mientras el cómputo de actas continuaba. «Hacemos lo que tenemos que hacer», respondió con firmeza.

Sobre la falta de respuesta a los memoriales presentados por C-A, Paniagua dijo desconocer tal situación, pero tampoco comprometió su gestión para esclarecer las mismas. Eso sí, apeló a que todo lo que acontece en el centro de cómputo está grabado en un circuito cerrado para «dar certeza a la gente».

Otro de los delegados de C-A, Dario Monasterio, observó que «los vocales se están reuniendo de manera reservada y no sabemos las mesas que están dirimiendo o trabajando». Corroboró las apreciaciones de su compañero al referirse a «múltiples irregularidades que fueron comunicadas y observadas» y ante las cuales el TED no actuó.

Por su parte, el diputado de CC Jairo Guiterras manifestó que se les negó el acceso a las 1.333 actas observadas «y sobre esas actas se está dibujando el resultado». El retiro del centro de cómputo, señala, no significa descuidar la vigilia o abandonar los votos obtenidos por Gary.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *