La Gendarmería Argentina intervino una quinta ubicada a lado de la quebrada internacional que separa ese país con Bolivia, donde contrabandistas habían instalado un tubo para transportar aceite comestible a territorio boliviano.

Según El Tribuno, a raíz de una denuncia recibida el Escuadrón 61 y Aduana Argentina intervino una propiedad donde también se encontró armas, cámaras de seguridad, placas de vehículos, entre otros objetos sospechosos.

Para el ilegal traspaso del aceite, los contrabandistas habían instalado un tubo de polímero de dos pulgadas y media de grosor, y una longitud de cien metros de largo. Del lado argentino se hallaba una propiedad, aunque no se pudo constatar el lugar a donde terminaba. 

Se comprobó que por allí se enviaba aceite a territorio boliviano.
La justicia argentina pudo aprehender a tres personas, dos hombres y una mujer de nacionalidad argentina, que estaban en el lugar cuando se hizo la intervención. Luego de ser presentados a la justicia del vecino país, quedaron en libertad.

El juez que atendió el caso emitió una orden para destruir todos los puentes ubicados sobre la quebrada internacional, utilizados como puntos de paso ilegal y el traslado de mercadería de contrabando hacia Bolivia.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: