La escuela de fútbol «Hermanos Tórrez y Regis de Souza» es un emprendimiento que hoy cumple 14 días de trabajo en la ciudad de El Alto, en zonas donde las posibilidades de llegar al balompié profesional son escasas y donde se pretende rescatar a jóvenes talentos que apuntan a consolidarse en el balompié nacional.

En una cancha de tierra detrás del Complejo Fabril 18 de Mayo, la escuela «Hermanos Tórrez y Regis de Souza trabaja los lunes, miércoles y viernes en la ciudad de El Alto y con 45 niños y niñas, con un costo mensual de 100 bolivianos y que cuenta con material deportivo y equipos de bioseguridad.

Desde el 1 de marzo, la escuela comenzó con su operativo de identificar talentos, entrenarlos y llevarlos al fútbol profesional o de asociación, esto con el propósito de generar mayores espacios de oportunidad. Esta filosofía nació con la idea de los hermanos Ramiro y Jhunior Tórrez, además del futbolista brasileño-boliviano De Souza, quien militó en varios clubes profesionales y del ascenso en el país.

«La escuela la iniciamos el lunes 1 de marzo, con niños desde los cuatro años hasta gente grande que quiere aprender y mejorar su fútbol. Estamos trabajando con ellos y les digo a los chicos de 14, 16 a 18 años: depende de ellos, deben tener un objetivo, un sueño. Yo puedo darles una mano porque pasé por muchos clubes y conozco a mucha gente. No solo es una escuela donde se paga una mensualidad para entrenar y ya. Junto a mis socios queremos hacer algo grande, que no solo vengan a entrenar sino que lleguen a algo grande», comentó De Souza a Los Tiempos desde La Paz.

Según la filosofía de esta escuela, el objetivo es que cada jugador entienda y sepa escalar desde abajo, con la consolidaciónen  clubes desde el ascenso para perfilarse hacia el balompié profesional.

«Yo les digo siempre: depende de ustedes. Si lo logran, nosotros les ayudaremos a llegar lejos. Nació como una idea de Ramiro Tórrez, que me dijo que abramos la escuela y esperamos poder crecer más», agregó el «Mago» de Souza, con reciente paso en el club Stormers San Lorenzo de Llallagua y que actualmente radica en La Paz.

Pese a tener 14 días de vida, este emprendimiento de los hermanos Tórrez y de Regis va cobrando fuerza y recibe el apoyo e incentivo moral de ídolos del deporte, como Marco Antonio Etcheverry.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *