Los niveles de los ríos empiezan a descender en Beni y, por ahora, dan un respiro al sector ganadero de este departamento que hace algunas semanas reportó 850 predios afectados por las inundaciones y al menos 300.000 cabezas de bovinos en riesgo.

No obstante, desde la Federación de Ganaderos de Beni (Fegabeni), el tesorero Herlan Ojopi, manifestó que este sector solicitará a las autoridades de los ministerios de las áreas de economía y de producción definir políticas públicas relativas a la planificación y desarrollo integral de la ganadería, que es principal actividad que sustenta la economía de la región amazónica.

En criterio de Ojopi, urge activar líneas de créditos para que los productores salgan a flote, sobre todo, aquellos que resultaron con perjuicios económicos por la pérdida de terneros, enflaquecimiento del ganado, costos operativos en la movilización de bovino y pérdida de infraestructura -corrales y alambradas- que quedaron bajo el agua debido al desborde de varios ríos.  

A la par, el dirigente ganadero dijo que se debe establecer un plan estructural y efectivo de lucha contra el flagelo del abigeato, de sanidad animal y de titulación de predios para otorgar seguridad jurídica a las inversiones del sector pecuario de Beni.

Este mes, una comitiva interinstitucional liderada por el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Edwin Characayo, sobrevoló las provincias y localidades afectadas por inundaciones debido al rebalse y desborde de ríos en diferentes sectores del Beni. 

Tras la constatación del estado de situación, la autoridad expuso que, a partir de la verificación de los daños, una comisión técnica articulará acciones con productores pecuarios y agrícolas para definir soluciones a corto y largo plazo.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *