El Gobierno prevé una caída de los ingresos tributarios del Estado hasta un 22% para 2021. Expertos consultados atribuyen esta caída a la ralentización económica, la pandemia y el reducido universo de contribuyentes.

Este dato se desprende de las cifras del Presupuesto General del Estado (PGE), que para el 2021 estima una recaudación tributaria de Bs 42.565 millones, esta cifra es inferior a los Bs 54.575 millones programados el año pasado.

Así también este monto es el más bajo desde 2011, cuando la recaudación programada fue de Bs 41.549 millones.

Para esta gestión, el PGE contempla una asignación total de Bs 228.357 millones.

De esta cantidad, un 18,6% de los recursos corresponde a las recaudaciones tributarias.

Crisis y presión impositiva

Jorge Zogbi, especialista tributario, explicó que la reducción de los ingresos -vía impuestos- obedece a tres factores: la crisis económica, la pandemia y la presión impositiva que existe en el país.

La suma de estos factores, a criterio de Zogbi, llevaron a un estancamiento en las recaudaciones, en especial las que proceden del sector hidrocarburífero.

Los precios del gas se cayeron y recibimos menos ingresos, ese es un primer elemento”, dijo.

Siguiendo su análisis, Zogbi asegura que la pandemia golpeó muy fuerte a la economía mundial afectando a potencias y no solo al país, que se vio diezmado por las medidas que se adoptaron para contrarrestar la enfermedad.

Por último, aseguró que la presión tributaria no ayuda a incrementar las recaudaciones.

El economista René Martínez coincide en que “las recaudaciones están estancadas por la desaceleración de la economía y la pérdida del impulso que tenían los hidrocarburos”.

Martínez dijo que hay dos elementos que se deben analizar, uno es el sistema en sí, que a su criterio, se debe modernizar y el otro es el universo de contribuyentes; porque una parte de la economía sostienen las recaudaciones.

“El sistema viene del año 1985 y hay cosas que se deben de mejorar. Por otro lado, las recaudaciones están centradas solo en un 30% de la economía”, dijo.

En ese sentido, dijo que se debe incorporar a grandes actores de la economía y proteger los negocios pequeños, porque con impuestos altos no sobreviven.

El presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Jorge Akamine, considera que se debe hacer una reforma gradual en el sistema impositivo. Para él, existe una recarga sobre las empresas formales que al final son las que pagan los impuestos.

“Eso hace que la recaudación sea moderada”, explicó.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *