«Vengo del activismo en las calles y vamos a salir a las calles para decirle al Gobierno que no puede hacer lo que le da la gana”, afirmó el alcalde electo de La Paz, Iván Arias.

El que será nuevo burgomaestre paceño dijo que el presidente Arce y el vicepresidente Choquehuanca, perdieron la oportunidad de “poner un sello diferente a esta gestión”. 

Arias condenó la persecución y detención de opositores, “que dejan en nada el discurso de reconciliación y retoman la lógica del odio que tanto daño le hizo a nuestra democracia”.

El activista de oposición en el gobierno de Evo Morales rechazó el “golpe de Estado imaginario con el que se pretende justificar una arremetida judicial contra los líderes de oposición en Bolivia”.

“Aquí no hubo golpe, sino sucesión constitucional, luego de que las elecciones de 2019 fueron anuladas por un escandaloso fraude denunciado en su momento por la Organización de Estados Americanos (OEA) y otros organismos internacionales”, añadió.

El alcalde electo dijo que “estamos ante un relato que alienta la división entre los bolivianos y que nos vuelve a confrontar luego que creímos haber superado un doloroso período de tensión interna”.

Arias afirmó que estamos ante un clima “muy preocupante”, donde a la “cacería de opositores”, se suma una inexplicable y alarmante demora en el recuento de los resultados electorales, “lo que podría dar lugar a una manipulación del voto en los lugares donde perdió el oficialismo”.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *