Un nuevo cónclave FIFA-Conmebol para ratificar la doble fecha de marzo de la clasificatoria sudamericana al Mundial Catar-2022 tendrá lugar hoy ante la creciente negativa de varios clubes europeos de ceder a sus internacionales por las restricciones en ese continente para contener el covid-19.

En la reunión virtual con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, la Conmebol, liderada por Alejandro Domínguez, buscará que la máxima autoridad del fútbol haga respetar nuevamente los reglamentos vigentes sobre la cesión de jugadores por parte de los clubes en favor de las selecciones nacionales.

«Nuestra esperanza está en la gestión de FIFA», dijo una fuente de la Conmebol consultada por la AFP que destacó: «el torneo es de FIFA, no de la Conmebol. Es su eliminatoria».

«Sabemos que está complicado pero dimos nuestra postura de que si no contamos con todos los jugadores, vamos a oponernos a que se juegue. Acá tiene que primar algo importante que es la igualdad en la competencia», dijo a la prensa de su país el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), Robert Harrison. 

La doble fecha está fijada para comenzar el 25 de marzo con los duelos Bolivia-Perú, Venezuela-Ecuador y Chile-Paraguay. Un día después, Colombia-Brasil y el clásico del Rio de la Plata entre Argentina y Uruguay cerrarán la fecha cinco del camino a Catar-2022.

Toma fuerza el aplazamiento

Una fuente de la dirigencia sudamericana dijo a la AFP que varias asociaciones nacionales, que prefirió no identificar, plantearán la postergación de la doble fecha de marzo para un mes a definir.

Esa postura coincide con un concepto del seleccionador de Perú, el argentino Ricardo Gareca, quien el pasado mes sugirió a la Conmebol aplazar la reanudación de la eliminatoria ante la falta de entrenamientos y las constantes trabas de los clubes para ceder a los jugadores por las medidas de los gobiernos de cada país para contener la pandemia de covid-19.

«Conmebol tiene que contemplar que todas las selecciones estén parejas, sino empieza a distorsionarse todo. Es algo que se tiene que comenzar a considerar», apuntó ‘el Tigre’.

Su homólogo de Colombia, Reinaldo Rueda, simpatizó con la idea del argentino y abogó por la igualdad de condiciones para competir.

«La pandemia es algo que nos enfrentamos desde el año pasado. Es una incertidumbre total con toda la información que llega desde Europa. Hay que considerarlo por el bien del fútbol suramericano», estimó el exseleccionador de Chile.

«Es un tema muy sensible, en el que hay que respetar conceptos, evaluarlos bien», anotó Rueda.

«No» de Europa

Sudamérica sorteó con éxito en 2020 las primeras cuatro fechas de la clasificatoria con la esperanza de que 2021 trajera buenas noticias con respecto a la pandemia.

En Europa, donde el covid ha dejado 863.705 fallecidos y más de 38 millones de contagios, según un balance de la AFP del jueves basado en fuentes oficiales, el número de nuevos casos aumentó tras seis semanas en declive, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).  Las restricciones sanitarias en el viejo continente, especialmente en Inglaterra, Alemania y España, los países donde más militan internacionales sudamericanos, estipulan diez días de confinamiento obligatorio al arribo, lo que perjudica directamente a los clubes, que se privarían de contar con dichos jugadores durante ese tiempo en los campeonatos locales.

«Los clubes les pagan a los jugadores, eso significa que tenemos que ser la primera prioridad. No pueden hacer felices a todos en este periodo de nuestras vidas», soltó el entrenador del Liverpool inglés, Jurgen Klopp, esta semana.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: