El expresidente Jorge «Tuto» Quiroga aseveró hoy, en el programa A Media Mañana, del Grupo Centro y Los Tiempos, que el proceso judicial contra la exmandataria Jeanine Áñez no tiene fundamento y que si el Gobierno pretende juzgar la sucesión constitucional de noviembre de 2019, significaría que la Unión Europea, la Iglesia Católica y la ONU son “golpistas” porque participaron y avalaron, junto a legisladores del MAS, la sucesión de mando.

“Se lo hizo con ayuda de la Iglesia, la ONU, nos ayudaron a encontrar una salida a la crisis que se dio por la culpa de Evo Morales, que renuncia por fraude. Renunció toda la línea de sucesión, Adriana Salvatierra renuncia públicamente. Ante ese vacío de que él y toda la fila del MAS (dejaron) había que hacer la sucesión y anular el fraude”, dijo el exmandatario.

Recordó que Salvatierra renunció el 10 de noviembre, ratificó el 11 de noviembre y ella misma dijo en un video que su dimisión fue en coordinación con Evo Morales y Álvaro García Linera.

Ante ese vacío, dijo Quiroga, la Iglesia, la UE y la ONU mediaron para buscar diálogo y soluciones a la crisis política, entonces decir que esa sucesión fue golpe es acusar a los organismos internacionales de golpistas.

“¿La Iglesia fue golpista? ¿La ONU fue golpista? ¿La UE lo fue? Desde esas fechas nos ayudaron a gestionar no solo la sucesión constitucional, sino la elección de nuevos vocales. Pregúntenle a Eva Copa, todo el paquete democrático, fue concertado con la invalorable ayuda de la iglesia, la UE y la ONU”, dijo.

Lamentó que el presidente Luis Arce “calle” ante esta situación y que el detonante de estas persecuciones fue la derrota del MAS en las principales ciudades en las elecciones subnacionales.

Afirmó que hablará con otros expresidentes para coordinar acciones de defensa de la democracia.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *