Caló hondo en el presidente de Wilstermann, Grover Vargas, el infructuoso viaje a Santa Cruz al no haber podido disputar el partido programado por la primera fecha del torneo Apertura frente a Real Santa Cruz por decisión de los jugadores, en lealtad al gremio de futbolistas.

El titular aviador anunció que la directiva analizará lo sucedido en la capital cruceña y podría haber sanciones contra los futbolistas, las mismas que serían comunicadas de manera interna.

“Tengo que hablar con los jugadores y cuerpo técnico, tengo que hacerlo porque lamentablemente teníamos la responsabilidad de iniciar el torneo en un partido bisagra. No tengo nada contra Fabol que defiende a mis jugadores, pero ¿quién defiende a los clubes?”, se preguntó el titular aviador.

Vargas siguió con los cuestionamientos. “¿Por qué no se toman medidas y se buscan soluciones a tiempo para evitar más daños a la imagen del futbol boliviano? ¿Por qué parar un torneo? No se deberían buscar soluciones de esa forma”, manifestó el dirigente cochabambino.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *