La abogada Lorena Melean fue designada directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) a mediados de octubre de 2020, pero ese nombramiento no fue consumado, según el entonces ministro de Economía, Branko Marinkovic. Ayer, ella fue aprehendida en Sucre y traslada a La Paz donde fue denunciada.

La actual directora de la UIF, Ana María Morales, la acusó junto al exministro de Gobierno Arturo Murillo por los delitos de allanamiento, estorbar el ejercicio de funciones, manipulación informática, alteración, acceso y uso indebido de datos informáticos.

La autoridad afirmó que Melean, al tomar posesión en la UIF, intentó vulnerar las medidas de seguridad de la entidad que está a cargo de aplicar controles contra el lavado de dinero. Para esto contó con el respaldo de Murillo, según la acusación que señala que hubo un allanamiento por personas que se identificaron como funcionarios del Ministerio de Gobierno. 

Murillo está siendo procesado por al menos siete causas distintas, incluyendo el caso de “conspiración, sedición y terrorismo” que provocaron la detención de la expresidenta Jeanine Áñez en el penal de Miraflores.

En octubre de 2020 se generó una polémica, porque el entonces director de la UIF, Ramiro Rivas, denunció que Lorena Melean intentó asumir el cargo con una resolución suprema que no tenía todas las firmas respectivas.

Además, sobre Melean pesaban varias acusaciones de cuando ella era fiscal, un aspecto que provocó, según dijo Marinkovic, que se revocara su designación.

De hecho, por este caso, la semana pasada Marinkovic fue citado a declarar en calidad de testigo. El empresario cruceño y exautoridad de Estado detalló que Melean no llegó a ocupar el cargo de directora de la UIF.

Pablo de la Riva, abogado de Melean, informó que se ha presentado una acción de libertad en favor de su defendida, debido a que tiene antecedentes oncológicos y de Covid-19.

 Juicios

Marinkovic, quien fue ministro de Planificación y Economía durante el gobierno transitorio de 2020, también está mencionado como testigo en el grupo de juicios de privilegio que fueron planteados por el Ministerio de Justicia contra la expresidenta Jeanine Áñez y varios de sus exministros.

Esta semana, los exministros de Economía Óscar Ortiz y José Luis Parada declararon, por separado, ante la Fiscalía en Santa Cruz por el caso Fundempresa, que es la entidad encargada de registrar formalmente ante el Estado a las empresas. El Gobierno acusa a los exministros por daño económico, por la ampliación de la concesión por 15 años en favor del Registro de Comercio

El ministro de Justicia, Iván Lima, impulsó la acusación a los exministros Abel Martínez y Adhemar Guzmán, ambos dirigieron la cartera de Desarrollo Productivo y Economía Plural y también fueron citados por el Ministerio Público.

Ambos declararon la pasada semana en La Paz en audiencias orales en el marco de un cronograma que cumple el Ministerio Público, cuyo plazo para presentar acusaciones ante la sala penal del Tribunal Supremo de Justicia vence el próximo 30 de abril.

Más casos. Un juez cautelar determinó el lunes la detención domiciliaria para la exministra de Salud Eidy Roca, por el caso de los respiradores chinos, así como una fianza de Bs 70.000

También fue citado el exviceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, por el caso de ventiladores españoles.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: