Se resolvió el primer pulso en la Asamblea Legislativa Departamental. La sesión preparatoria requería la conformación de una directiva Ad Hoc que viabilice las sesiones hasta conformar la directiva oficial. Los 15 votos obtenidos por la plancha presentada por Creemos suponen un primer triunfo en una Asamblea Legislativa Departamental que se muestra, de momento, dividida.

Katia Quiroga (Creemos), como asambleísta más antigua, encabeza la plancha presentada por Creemos y es la nueva presidenta interina. Completan la directiva Jhonny Zeballos (MAS), como vicepresidente, y Roberto Urañavi, representante del pueblo guarayo, como secretario. 

Los instantes previos a la elección estuvieron marcados por una tensión que se arrastra desde el anuncio del «pacto de unidad»  suscrito entre el MAS y los representantes de los pueblos indígenas. Incluso, al inicio de la jornada, representantes de las capitanías guaraní manifestaron su desacuerdo por la acreditación de Ramiro Valle como asambleísta de dicho pueblo indígena.

Finalmente, con 15 votos a favor se impuso la propuesta de Creemos sobre la plancha sugerida por el MAS, que alcanzó 11 votos. Hasta el momento, resta por acreditar a 2 representantes indígenas para completar los 28 asambleístas.

Con 11 asambleístas por cada bando, Creemos y MAS buscan el respaldo de los  representantes de los pueblos indígenas para ganar la pulseada. La presencia del cuestionado Ramiro Valle, que asumió la palabra en nombre de los pueblos indígenas, auspiciaba un acuerdo que frenaría la propuesta de Creemos.

La plancha conjunta planteada por el MAS y Valle proponía como presidente Ad Hoc a Jhonny Zeballos, relegando a Quiroga a la vicepresidencia. Además, atribuía el papel de secretario a  Wilson Cortez, representante de los yuracaré mojeño.

Antes de la sesión, Paola Aguirre, de Creemos, recalcaba el respeto al voto mayoritario del pueblo. «La voluntad popular ha sido que Creemos gane las elecciones y vamos a hacer respetar la norma», expresó.

Desde el frente contrario, Clemente Ramos (MAS), enfatizó el valor del pacto de unidad «entre campo y ciudad» que integra a los 5 pueblos indígenas originarios junto a la bancada del Movimiento al Socialismo. Ramos afirmó que el alcance de este pacto busca dar dignidad a los pueblos indígenas, además de fiscalizar la gestión.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: