Tras la denuncia de los vecinos de un barrio de la ciudad de Santa Cruz, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia llegó a una vivienda donde se encontraba una niña de solo cuatro años bajo el cuidado de sus dos hermanos menores, de 3 y 1 año. Los progenitores no fueron hallados en el lugar.

La intervención de los funcionaros municipales se la realizó la noche del jueves y se determinó llevar a los tres infantes a un centro de acogida, debido a que su padre iba a llegar al siguiente día (hoy) y de la madre no se sabía nada.

El padre sale (de la casa) a las 3 de la tarde y vuelve al otro día, a las 8 de la mañana; según los vecinos (…) Se desconoce el paradero de la mamá; no se sabe si abandonó el hogar, si está enferma o si viajó”, informó Minerva Guerrero, directora de la Defensoría.

Guerrero comentó que los niños estaban en situación de riesgo, motivo por el cual se les brindó atención y luego se los derivó a un centro de acogida, como la ley lo establece.

“La niña de 4 años cuidaba a sus hermanos de 3 y 1 año. Estaban en una habitación oscura, llena de basura, escombros, con cables eléctricos y un ventilador encendido, y sobre todo, con hambre”, lamentó la funcionaria.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: