La tecnología y calidad en la atención de la salud, son dos de las señas de identidad del Hospital Universitario Martín Dockweiler, inaugurado oficialmente la noche del lunes 19 de abril. 

La infraestructura, en la que se invirtieron más de $us 50 millones, cuenta con 11 quirófanos, 300 suites de internación, 45 camas de terapia intensiva y neonatal y 11 quirófanos. También dispone de 16 ambulancias equipadas, 10 buses que serán consultorios móviles y un laboratorio que puede procesar hasta 250 pruebas por hora.

El hospital cuenta con un moderno software de una empresa israelí que analiza las imágenes tomadas de rayos X, ecografías, resonancias magnéticas, que luego las compara con millones de imágenes de casos reales que ayudan a que el diagnóstico del médico sea preciso.

De igual manera, se podrá realizar telemedicina y las historias clínicas de los pacientes serán digitalizadas.

Además, el centro está vinculado con la formación de las nuevas generaciones de médicos de la Universidad de Aquino de Bolivia (Udabol), de la que Dockweiler también es propietario. Para ello, se instalaron cámaras en 360 grados en los quirófanos para que los estudiantes puedan ver la intervención, sin la necesidad de estar presentes.

Hospital digital

Alcanzaremos niveles de calidad jamás antes logradas en el país, señaló Martín Dockweiler, presidente de la Fundación Udabol, durante el acto virtual de inauguración del centro.

Lo que motivó a Dockweiler a construir el hospital fueron los viajes que realizó a través del mundo, en los que vio la calidad de los servicios de salud que se brindan, los cuales son muy distintos a los que se ofrecen en el territorio nacional.

El moderno edificio se constituye en el primer y más grande hospital digital universitario de Bolivia, mediante la utilización de tecnología de realidad virtual, robótica, inteligencia artificial, impresión 3D y Big data.

Joaquín Monasterio, director del centro, explicó que en el lugar se atenderán todas las demandas en cuanto a especialidades y equipamiento moderno se refiere.

El hospital además dispondrá de una sala específica de Covid para atender a todos los pacientes que estén en situación leve, moderada o grave, incluyendo terapias intensivas, según Monasterio.

Apuesta por la investigación

El Hospital Universitario Martín Dockweiler realizó convenios con la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA, por sus siglas en inglés) para que haya un intercambio de estudiantes y profesionales, con el fin de que se capaciten en nuevas tecnologías.

El centro también tiene convenios con expertos alemanes para que colaboren con la capacitación del personal, que ya ha comenzado a realizarse de forma virtual, por la pandemia del Covid-19.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: