La justicia de la niñez y adolescencia determinó que el niño de 11 años que sufría ultraje físico y sicológico de su padrastro, el médico Hans Bowles Antelo, se quede a vivir con su tío materno y de esa manera encuentre cariño, tranquilidad y reciba cuidados.

En respuesta a la demanda de la Defensoría para el proceso de riesgo social, la jueza Tercera de la Niñez y Adolescencia, Evelín Pai Garrado, velando por la seguridad y la integridad del niño, decidió otorgar la medida de protección de los derechos del menor a favor del tío por parte materna.

Según la Defensoría de la Niñez y la Fiscalía, con la decisión de la jueza, se cumplió con la voluntad y el deseo expresado por el niño que se convirtió desde hace tiempo en una víctima del abuso sistemático de su padrastro, que fue enviado preventivamente a la cárcel de Palmasola.

Tras el descubrimiento del hecho, a denuncia de vecinos de un condominio del octavo anillo de la avenida Beni, donde vivía el niño con su mamá y su padrastro, se iniciaron las investigaciones. Desde ese momento salieron a la luz los abusos a que el pequeño era sometido en el seno de su propio hogar.

Los informes, entrevistas y valoraciones sicológicas-sociales revelan que el niño consideró a su tío materno como ‘bueno’ y que se sentía tranquilo y seguro con él.

En la misma resolución de protección, la jueza Evelín Pai determinó que el niño reciba todas las asistencias dignas de alimentación, cuidado, educación, salud y que sea sometido a terapias sicológicas de forma permanente. Asimismo que la Defensoría de la Niñez y la Fiscalía realicen seguimiento a los familiares por considerar que, según la norma, el interés mayor es velar por la integridad del menor.

La autoridad materna

En el mismo juzgado de Evelín Pai, la Defensoría presentó una demanda contra la madre del niño para la suspensión de autoridad materna. La Defensoría fundamenta que existen pruebas de que la mujer permitió el abuso contra su propio hijo y ocultó al agresor en un claro hecho de impunidad

Asimismo, la Defensoría y la Fiscalía consideran que las pruebas fueron más contundentes cuando la madre pretendió desvirtuar el testimonio dramático de su hijo y apoyar al agresor. La demanda de suspensión de autoridad materna será valorada por la jueza.

Se viene la inspección

Mientras tanto, la Fiscalía, representada por la fiscal asignada al caso Tatiana Plata, fijó para el jueves próximo una audiencia de inspección al lugar de los hechos, el condominio donde vivía el niño con su mamá y su padrastro.

Otro caso

La jueza Evelín Pai también otorgó medidas de protección la semana pasada para que los niños de 2 y 5 años que quedaron en la orfandad, tras haber sido asesinada su mamá Vilma Flores, en el cuarto anillo en las afueras del Hipermaxi, pasen a depender de su tía materna.

La muerte de Vilma es otro hecho que conmovió a la sociedad. El autor del feminicidio, su expareja, está en la cárcel de Chonchocoro en la ciudad de La Paz.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: