Su jornada laboral era de desde las 06:00 AM. hasta las 23:00 PM.

El hecho de explotación infantil fue registrado en la comunidad de Tirata perteneciente al departamento de La Paz, el menor de cinco años fue rescatado por efectivos policiales.

El niño realizaba trabajos de cultivos de verduras todos los días, donde era obligado a trabajar 17 horas, desde las 06:00 hasta las 23:00, todo esto era con el consentimiento de su madre.

El jefe de la División de Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Daniel Tineo, informó que la madre cobraba al principio 80 bolivianos al mes, pero luego el monto subió a Bs. 200.

Según las investigaciones, el niño fue explotado laboralmente durante todo el 2020 y poco más del primer trimestre de este año. El padre biológico tuvo conocimiento del hecho y reportó a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, quienes evidenciaron que el menor tiene heridas en los pies y manos, y se encuentra desnutrido.

La madre del menor lo visitaba una vez al mes solo para cobrar su sueldo. Ella fue enviada con detención preventiva a la cárcel. La Policía investiga otra denuncia, donde refieren que el hermano, de ocho años, también estaría siendo explotado laboralmente.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: