«Hacen todo lo posible para que mi madre no reciba tratamiento médico adecuado». De esta manera, la hija de Jeanine Áñez, Carolina Ribera, desmiente el comunicado oficial emitido por la Dirección General del Régimen Penitenciario, en el que se asegura que la exmandataria se ha rehusado a ser atendida por el médico del penal de Miraflores.

Ribera reclama una atención médica adecuada para su madre que ha sido diagnosticada con infección urinaria, síndrome febril e hiperventilación desde el día lunes, según reportó el doctor de cabecera de Áñez, Pavel Angles.

Mediante un comunicado oficial emitido por la institución penitenciaria se señala que Áñez «se negó a recibir la atención del médico internista» del penal. Desde el Régimen Penitenciario se valida el diagnóstico inicial emitido por el médico de cabecera y reconoce que la paciente «presenta una infección urinaria por la que debe recibir tratamiento».

Sin embargo, el mensaje emitido por Régimen Penitenciario indica que el tratamiento sugerido «puede ser realizado sin dificultades en los ambientes donde se encuentra actualmente» la exmandataria, en Miraflores.

La familia de Áñez desmiente el comunicado y asegura que la exautoridad sí recibió la visita del medico del penal. Sin esa atención, cuestiona, no se pudiera plantear un tratamiento como lo han hecho. Lamenta la falta de voluntad por parte de las autoridades para acordar un tratamiento conjunto entre los dos profesionales.

«La familia pide que los dos médicos, el privado y el del régimen penitenciario, acuerden un mismo tratamiento para el bien de mi madre», manifiesta Ribera. Por el momento, desde el penal se ha propuesto un tratamiento paralelo «y se está engañando a mi madre diciéndole que está aprobado por su médico de cabecera», agrega.

La recomendación del del doctor Angles indica «cuidados por vía parenteral, el suero y la administración de los antimicrobianos, de forma controlada en medio limpio y administrados por licenciadas en enfermería, así como el control de las reacciones a los fármacos y la evaluación del paciente». 

Para ello, el galeno aconsejó el traslado de Jeanine Áñez a un centro médico especializado, medida que es negada por el Régimen Penitenciario. La familia denuncia la falta de voluntad para permitir una atención médica adecuada.

Desde su cuenta Twitter, Samuel Doria Medida, exige el cumplimiento de «la ley y la tradición política boliviana» para facilitar el traslado de la expresidenta a un centro de salud donde reciba la debida atención.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: