El Ministerio de Relaciones Exteriores realizó ayer el Foro Internacional de Alto Nivel para la Liberación de la Patentes y Consideraciones de Propiedad Intelectual, en la Universidad Pública de El Alto (UPEA), para pedir a representantes de al menos 25 países, asistentes, que se sumen a la campaña de liberación de patentes de las vacunas contra el coronavirus.

“Nuestro camino lo hemos enfocado con tres planteamientos: primero, la liberación de patentes; dos, la implementación y la concreción real de las licencias obligatorias, y, tres, la modificación de las reglas para tener licencias obligatorias en el marco de la Organización mundial del Comercio (OMC)”, explicó el canciller Rogelio Mayta en el acto.

Agregó que el objetivo de la campaña propuesta por Bolivia es que la OMC tenga una “comunicación concreta real, no enunciativa” con la Organización Mundial de Salud (OMS) para pedir la liberación de patentes, a fin de multiplicar la producción de inoculantes en el mundo.

“A fines de año, en diciembre, acompañamos la iniciativa de Sudáfrica y de la India, prácticamente en solitario, y, desde hace un tiempo atrás, venimos desarrollando una campaña internacional que ha rendido frutos. Ahora, de los pocos que éramos hace unos meses atrás, contabilizamos más de 100 país plegados a esta posición de liberar las patentes”, destacó Mayta a la conclusión del foro.

Reiteró que la forma para superar la pandemia es que se liberen las patentes para que todos los países que tengan capacidad productiva de vacunas en el mundo puedan producirlas, y que se distribuyan a toda la población mundial lo más pronto posible.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *