El Servicio Departamental de Salud (Sedes) informó ayer que ya no aceptarán certificados de médicos particulares para vacunar contra la Covid-19 a personas con enfermedad de base para evitar la emisión de documentos con datos falsos. Los interesados, ahora, deben ser evaluados en un establecimiento público. 

En esta nueva fase de la vacunación, se priorizará a las personas mayores de 50 años con o sin enfermedad de base. Sin embargo, los ciudadanos que soliciten la vacuna porque tienen una patología de base deben presentar exámenes complementarios y realizarlos en un centro de salud, dijo el coordinador de la Dirección del Sedes, José Sejas.

La decisión de suspender la recepción de certificados de particulares se tomó tras detectarse la pasada semana que 34 personas que falsearon su estado clínico. 

 Sejas indicó que se identificó a los médicos que extendieron los certificados y que, de momento, el caso se encuentra en la etapa de investigación y auditoría para luego realizar las sanciones que correspondan. Se prevé que en los próximos días se conozcan los resultados. 

Más controles

Ante la mala fe con que algunas personas accedieron a la vacuna, cuando se inmunizaban a mayores de 60 años el mes pasado, el Sedes reforzó los controles en las filas. 

El director del Sedes, Freddy Medrano, indicó que existe más personal desplazado para verificar los datos de los ciudadanos menores de 50 años que soliciten la vacuna. En el caso de encontrar alguna irregularidad, será denunciada.

En el departamento hay 386 establecimientos de salud que están vacunando, 32 están en Cercado. También existen cuatro puntos masivos para afiliados o no a la seguridad social: la Facultad de Medicina de la UMSS, la Escuela Técnica de Salud y los hospitales Norte y Sur.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *