El fútbol boliviano atraviesa una de sus peores crisis en la historia, todo por los últimos acontecimientos. En el análisis de los entendidos en el tema, son los clubes los más perjudicados por el forzoso alto a la actividad, además que el perjuicio sólo genera un retroceso en el balompié nacional.

“Este tema, infelizmente, viene desde hace tiempo. Con la incertidumbre que nos deja a nosotros, tanto la dirigencia como cuerpo técnico, nos dejan mal parados. No sabemos si se juega o no, ya sea por el tema Fabol o por los amparos constitucionales. Todo eso nos perjudica, se quiera o no el nivel de nuestro fútbol no progresa por esa incertidumbre y la falta de planificación a largo plazo”, sostuvo Thiago Leitao, entrenador de Mcepal Vinto Palmaflor.

Toda la semana, Leitao trabajó planificando el encuentro del domingo ante Always Ready, pero la suspensión del torneo no sólo echó por tierra lo elaborado, sino que también modificó los planes a mediano plazo antes del receso.

“La falta de público ha mermado la economía de los clubes. Sumado eso, vemos que estamos retrocediendo en lugar de mejorar. Por eso los resultados de los equipos a nivel internacional se ven reflejados por lo que está sucediendo”, acotó Leitao.

A su turno, el entrenador de Aurora, Humberto Viviani, coincidió en sentido de que en el fútbol boliviano se suma problema sobre problema, un alto al fútbol que ahora se suma a la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus.

“A nosotros nos perjudicó notoriamente en el equipo, porque veníamos con una alzada deportiva, de ganar afuera. Ya estábamos pensando en San José, se planifican las cosas y el día de mañana dicen que no hay partido o campeonato. Hay una incertidumbre enorme que se deja”, aseguró el entrenador del Equipo del Pueblo.

Viviani lamentó que esta crisis en el balompié nacional se agudizó, además que ahora tampoco se sabe si habrá o no fútbol.

“A todo mundo le genera un dolor de cabeza esta situación. Aparte de esta pandemia, tenemos más problemas internos y con eso ayudamos a que todo salga mal. En lugar de sobrellevar la crisis, la estamos empeorando con los problemas”, sentenció el DT.

Preocupación por el tema vacunas

El anuncio de la dotación de vacunas contra la Covid-19 por parte de Conmebol era una de las buenas noticias que tenía el maltrecho balompié nacional. Ahora, todo es incierto.

Y es que con la nueva arremetida del exvicepresidente Robert Blanco al recurrir a la justicia ordinaria, todos los procesos administrativos en la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) quedaron paralizados, entre ellos la llegada de la vacuna al país.

La preocupación es grande. Sumada la pandemia y el incremento de casos, el signo de interrogación en deportistas, entrenadores y dirigentes crece.

“Ya había un protocolo sobre la vacuna (contra el coronavirus), sobre que la iban a traer, inmunizar al fútbol. Teníamos una certeza más tranquila de poder trabajar, no sólo en el fútbol nacional, sino también para los familiares. Pero, te digo, parece que no somos nada serios y eso nos afecta”, indicó Humberto Viviani, DT de Aurora.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *