Inspirada en el anime japonés Yuri On Ice, la cochabambina Anahí Carmen Saavedra Copa descubrió que el patinaje es su oficio. Y no se equivocó, porque en el poco tiempo que ejercita esta disciplina deportiva ha cosechado diversos galardones.

Hace poco conquistó la presea de bronce en el Campeonato Panamericano de Patinaje Artístico sobre ruedas que se celebró en Guayaquil, Ecuador.

La deportista subió al podio en el torneo reservado para clubes, en la especialidad de danza, por detrás de un par de patinadoras colombianas.

Pero eso no es todo, porque en el certamen de naciones conquistó una de las ocho plazas disponibles para los Juegos Panamericanos Junior Cali-Valle 2021, que se celebrarán del 25 de noviembre al 5 de diciembre de este año.

Anahí tiene 16 años y desde hace tres que se ejercita en este deporte, que poco a poco va cobrando vigencia en el país.

“El programa de anime japonés de patinaje sobre hielo me motivó para que pueda practicar este deporte”, comentó la deportista.

Saavedra contó que se sintió triste al saber que el patinaje sobre hielo no se practicaba en el país. Sin embargo, se enteraron que existía un grupo de atletas que patinaban en el Parque del Arquitecto, supervisados por el ruso Leonid, propietario de Patín House, una tienda exclusiva de patinetas e implementos para el ejercicio de esta actividad atlética.

“Me integré a ellos porque me dijeron que iban a conformar un grupo de patinaje artístico en el futuro”, sostuvo la deportista.

Y así fue, no demoraron en alinear un conjunto de jóvenes para dar los primeros pasos en el patinaje artístico. 

“Comenzamos con un grupo pequeño, haciendo figuras pequeñas”, comentó.

Pasaron apenas tres meses para que Anahí conquiste su primer galardón en una competición nacional que tuvo lugar en instalaciones del colegio Calvert.

“Como soy ambiciosa y me gustan los retos resolví competir, logrando excelentes resultados, puesto que me erigí como la mejor del club Patín House”, recordó. Añadió que sus primeros patines le obsequió su mamá en la Navidad de 2017.

La buena actuación que tuvo en ese certamen le abrió las puertas para que siga optimizando su rendimiento en el patinaje.

La atleta cochabambina rememoró que el colombiano Juan José Muñoz, que estuvo de jurado en esa justa deportiva, fue el artífice para que vaya a entrenar a Brasil por dos meses con vistas a los Juegos Suramericanos 2018. Contó con el respaldo de Moacyr Junior, presidente de la Confederación Sudamericana de Patinaje.

“Fue una experiencia inolvidable porque teniendo tan solo un año de preparación, competí con deportistas que llevan hasta 15 años practicando patinaje”, dijo sobre la participación que tuvo en los Juegos que se celebraron en Cochabamba.

Anahí cosechó cuatro preseas doradas y una de plata en el contexto nacional, además advirtió que es la única patinadora que representa a Bolivia en competiciones internacionales. “Antes había dos muchachos de Tarija, pero lo dejaron”, sostuvo.

Lo que llama la atención de la deportista es que nunca tuvo un entrenador para que le oriente en sus entrenamientos y optimice su técnica. Más allá de la colaboración de la instructora charrúa Adriana Oviedo, la patinadora cochabambina afirmó que progresó en este deporte viendo videos por internet. “Ando sola buscando ayuda”, indicó.

La patinadora cochabambina dijo que gracias al respaldo financiero de sus padres, desde hace unos días entrena con el instructor  español Ivan Gamez,  a quien paga 35 dólares por cada hora de entrenamiento.

Saavedra explicó que concurrió al Panamericano de Guayaquil con recursos de sus padres, quienes erogaron aproximadamente cuatro mil dólares.

“Sólo cuento con el respaldo de mis padres, porque las autoridades deportivas sólo nos colaboran con la indumentaria deportiva, nada más”, subrayó.

Anahí aclaró que el patinaje es un deporte caro, puesto que un par de patines cuesta dos mil dólares y cada traje unos 400 de la misma moneda.

“En el Panamericano de Guayaquil utilicé cinco trajes para las diferentes presentaciones, además de diferentes patines para las modalidades de libre y danza”, señaló.

A sus 16 años, Anahí Saavedra cuenta con su academia de patinaje y con 40 deportistas, de los cuales una veintena compite en las pruebas departamentales y nacionales. 

“Mi papá hizo construir una pista especialmente para la práctica del patinaje artístico”, puntualizó la ágil deportista cochabambina que aspira a seguir triunfando en el deporte que la apasiona.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *