Por el incremento de casos Covid-19 en Cochabamba el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) determinó una cuarentena rígida de al menos dos domingos de mayo en el departamento. 

Sin embargo, los choferes de la Federación Especial del Transporte Libre anticiparon un “desacato civil” para hoy y piden tolerancia, dotación de vacunas y ampliación de los plazos para el pago de créditos.

“No podemos garantizar (el cumplimiento de la cuarentena rígida), posiblemente habrá un desacato civil. Se hizo lo posible para coordinar con las diferentes instituciones que perteneces a este ente matriz, las cuales han demostrado su descontento total, sobre todo los transportistas de la zona sur”, dijo el ejecutivo Mario Ramos.

Asimismo, el ejecutivo de la federación indicó que el trasporte libre “cumple con todos los sistemas de bioseguridad”.

Sin embargo, en la ciudad se vio todo lo contrario. Transportistas sin barbijo, al igual que los pasajeros, además llevan gente al 100 por ciento, cuando la normativa indica que debe ser el 70 por ciento.   

Al respecto, el gobernador de Cochabamba, Humberto Sánchez, indicó que se aprovechará esta jornada de cuarentena rígida para hacer rastrillajes focalizados con brigadas del Servicio Departamental del Salud (Sedes).

“Esta medida es por 15 días, si contenemos y bajamos los casos vamos a levantar las restricciones porque nuestra finalidad no es afectar a la economía del departamento, tampoco queremos atentar a los derechos al trabajo que tienen, pero tomamos esta medidas porque los casos de Covid-19 han crecido”, dijo Sánchez.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *