La tercera ola de la pandemia del coronavirus, que afecta ya a varios países en América Latina, viene de la mano con un común denominador: la falta de oxígeno.

En ciudades de Brasil, Colombia, Perú, México y Bolivia, los medios de comunicación informan que más personas hacen largas filas o pagando altos precios por un tanque de oxígeno mientras sus familiares enfermos por la Covid-19 mueren asfixiados en los hospitales.

La pandemia que en América suma ya 63,8 millones de contagios y 1,55 millones de decesos desde el primer caso confirmado hace más de un año, ha disparado la demanda de oxígeno medicinal.

Un informe la organización de salud mundial sin fines de lucro PATH, con sede en la ciudad estadounidense de Seattle, indica que para atender esas insuficiencias respiratorias es un gran reto en países considerados por el Banco Mundial como de ingresos bajos y medios.

Su proyecto Respuesta Global al Cuidado Respiratorio de la Covid-19 creó una herramienta interactiva para estimar la necesidad diaria de oxígeno para enfermos de coronavirus.

El oxígeno medicinal integra la lista de medicamentos esenciales de la OMS, pero el costo del gas y la falta de infraestructura para instalar y mantener el suministro complican el acceso y la distribución.

Peregrinaciones 

En los últimos tres meses, la demanda diaria de Amazonas rondaba los 76.000 m3 de oxígeno, pero las empresas proveedoras no conseguían producir más de 28.200 m3, reseñó el diario Folha de Sao Paulo. 

En la capital Manaos, la única de las 63 ciudades del estado con unidades de cuidados intensivos, decenas de personas murieron en centros de salud por falta de oxígeno.

Perú experimenta un importante retraso en la instalación de una serie de plantas generadoras de oxígeno medicinal para cubrir el gran déficit de este gas, cuantificado en más de 100 toneladas métricas cada día, al registrar un incremento en la demanda del 300 por ciento. 

Según informó el diario Perú.21, los tanques de oxígeno de 10 m3 se venden entre 330 y 690 dólares, y el metro cúbico de oxígeno se comercializa entre 5 y 13 dólares.

El Gobierno, empresas privadas y la Iglesia han instalado nuevas plantas de oxígeno en Lima y las regiones más afectadas para tratar abastecer a personas y hospitales, pero la escasez persiste.

En México, las autoridades aseguran que no han detectado escasez o acaparamiento de oxígeno, pero observaron un aumento del 700 por ciento en la demanda del gas en el primer trimestre del año.

“Hay suficiente del producto, pero no de tanques”, dijo al diario Reforma Jesús Montaño, portavoz de la Procuraduría Federal del Consumidor. Pero en el mercado negro, los consumidores denuncian precios abusivos de 45.000 pesos (2.230 dólares) por un tanque de 9.500 litros y 32.000 pesos (1.585 dólares) por otro de 6.000 litros, el triple de lo normal.

Nicaragua, donde más de un tercio de la población vive en la pobreza, sufrió una escasez de oxígeno en mayo y junio. “Era carísimo, un tanque de oxígeno podría costar entre 1.000 y 1.500 dólares. Eso generó una tasa de mortalidad más elevada porque no todos tuvieron capacidad de abastecerse”, dijo a la AFP Roger Pasquier, presidente de la Asociación Nicaragüense de Anestesiología.

Datos: Agencias e Internet.

DEMANDA Y PRODUCCIÓN

Ante la falta de oxígeno, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) prevé habilitar 50 soportes de oxígeno para las unidades de terapia intensiva (UTI) en los hospitales centinela de Cochabamba, Quillacollo e Ivirgarzama. 

El viernes, el secretario de Salud de Cochabamba, Aníbal Cruz, alertó que en cinco días la provisión de oxígeno se terminara ante la alta demanda debido a alza de contagios.

En tanto, en el valle alto, no existe escasez del gas debido a que cuentan con una planta generadora de oxígeno medicinal instalada en Arbieto.

El representante de la Mancomunidad del Valle Alto, Franolic Huanca, indicó que la planta de Arbieto tiene la capacidad de producir alrededor de 240 botellones al día, pero actualmente la planta está produciendo 40 botellones.

ALTO COSTO EN LA PRODUCCIÓN IMPIDE A LOS PAÍSES POBRES TENER MÁS OXÍGENO

REDACCIÓN CENTRAL

El acceso al oxígeno, relativamente fácil en Europa y América del Norte, es limitado en América Latina, África e India, debido al lato costo, escasa infraestructura y barreras logísticas, según Unitaid, la organización internacional auspiciada por la OMS que se encarga de centralizar la adquisición del tratamiento.

El oxígeno médico se puede obtener mediante la separación de los gases contenidos en el aire. Éste está compuesto por un 78 por ciento (%) de nitrógeno, un 21% de oxígeno y un 1% de gases varios como argón, dióxido de carbono y helio entre otros, dijo al diario Le Monde, Régis d’Hérouville, director general de Air Liquide

Santé France. El 02 (oxígeno) se aísla del aire tras etapas de compresión, filtración y purificación. Concentrado en más del 99,5%, es un medicamento. Se transporta licuado en grandes contenedores con paredes aislantes, lo que permite mantener su temperatura por debajo de -182 °C o en forma gaseosa en botellas de menor volumen.

Y el oxígeno producido por concentrador es un oxígeno concentrado al 93%. Se trata de equipos eléctricos portátiles que extraen y purifican el oxígeno del aire ambiente en tiempo real, o de unidades de producción más importantes que pueden abastecer a grandes entidades como los hospitales. “Consumen mucha energía y tienen un alto costo de mantenimiento”, dijo Hérouville.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *