La Fiscalía citó al exalcalde del municipio de La Paz, Luis Revilla, a prestar su declaración este lunes 17 de mayo en el caso de incumplimiento de contrato con la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa). La exautoridad anunció que se presentará y denunció una presunta presión del Gobierno central al Ministerio Público para que sea aprehendido.

Revilla que desde hace un par de días reside en la ciudad de Santa Cruz, fue citado dos veces en su nuevo domicilio y dos veces en La Paz. «Me han citado con dos días diferentes, con dos fechas diferentes. Finalmente, el lunes me voy a presentar a prestar mi declaración a las 9.00», declaró a la ANF.

La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos lo denunció por «incumplimiento de contrato», al no haber cancelado la totalidad de una deuda por la compra de 33.000 canastas estudiantiles de alimentos que el Gobierno Municipal de La Paz adquirió el año pasado.

Revilla argumenta que solo pudo cancelar más o menos el 30% de la deuda, por una situación de «fuerza mayor» producto de la pandemia del coronavirus (Covid-19) y la reducción de recursos económicos, un problema que todos los gobiernos municipales están atravesando.

«Verdaderamente es una cosa sin ningún sentido, porque es una deuda que le corresponde pagar a la Alcaldía y no a mí como persona», sostuvo. Insistió que no se trata de un contrato privado, sino institucional.

Revilla cree que es un acto más de «persecución política» del Gobierno central, que desde que ganó las elecciones en 2015, le interpusieron denuncias y procesos que no prosperaron, pero que muestra la «cultura de odio y venganza de alguna gente del Gobierno».

No descarta que la Fiscalía pretenda su aprehensión. «Es una cosa tirada de los pelos. Con muy malas intenciones de Emapa y del Gobierno y al parecer están presionando al Ministerio Público para que incluso se produzca una aprehensión el día lunes», alertó la exautoridad.

El monto total del contrato asciende a poco mas de 37 millones de bolivianos, a ser pagados en tres cuotas. Argumenta que en su gestión siempre compró productos de las empresas estatales Lácteosbol y Papelbol, porque se puede hacer los contratos sin licitación y por sus precios más bajos.

Para Revilla se trata de una «arbitrariedad» del Gobierno hacia su persona, en un caso que raya en la «ridiculez» porque «No hay la figura en la que el Estado le enjuicia al propio Estado», protestó.

El 6 de mayo, Emapa le envió una carta al actual alcalde Iván Arias en el que solicita que la institución cancele su deuda de poco más de 21 millones de bolivianos y 2,5 millones de bolivianos que correspondiente a la devolución de retenciones y garantías, más el monto a determinarse en el cálculo por concepto de mora. «Solicito a su autoridad proceda a realizar el pago adeudado a la brevedad posible».

La exautoridad señala que esta es prueba de que es una deuda institucional y no personal, y que la Alcaldía seguramente cancelará cuando cuente con los recursos disponibles.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *