El juez Agro Ambiental de Trinidad, Paul Alberto Cortez Gilarde, ordenó a la Gobernación de Beni abrir cinco bocas tormentas en la carretera que conecta la ruta Trinidad-Loreto para reestablecer el curso del agua que desemboca en la laguna Suárez, ícono turístico de la capital beniana y Patrimonio Ecológico.

“La laguna Suarez ha sido afectada con el levantamiento de la plataforma de la carretera Trinidad-Loreto, aspecto que en un corto tiempo generará que se seque, esta determinación judicial agroambiental permitirá que se restablezca el flujo natural de las aguas que convergen del arroyo San Juan a las Palquitas, luego a San Gregorio, para desembocar en la Laguna Suarez”, informó Cortez, citado en una nota de prensa del Tribunal Agroambiental.

Las bocas tormentas deben ser abiertas en un plazo de 30 días. Cortez indicó que el nivel de agua disminuyó considerablemente y los peces de la laguna están muriendo. 

“Luego de una audiencia de inspección en el lugar y tras recibir el resultado de la pericia realizada por el Técnico del Juzgado Agroambiental, se ha constatado que de un lado de la carretera el agua es abundante; sin embargo, del lado de la laguna Suarez, se evidencia que ha disminuido considerablemente el nivel”, señaló Cortez.

En cuanto a la denuncia sobre que empresarios presuntamente desviaron el curso natural del agua para regar sembradíos de arroz, el Juzgado Agroambiental de Trinidad aguarda los resultados del informe solicitado al Servicio de Mejoramiento de la Navegación Amazónica (Semena), para establecer si existe responsabilidad por daños causados sobre este hecho.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *