El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, ha advertido ayer a China de que si no colabora en la investigación de los orígenes del coronavirus podría quedar en una situación de “aislamiento”.

“Lo que ha hecho esta semana Joe Biden en Europa es unir al mundo democrático para hablar con una voz común en esta cuestión por primera vez desde el estallido de la Covid. El presidente (Donald) Trump no pudo hacerlo”, ha explicado Sullivan en declaraciones a Fox News.

Biden “hizo que el G-7 apoyara una declaración diciendo al unísono que China debe permitir una investigación en su territorio (…). Es un trabajo de excavación diplomática: unir a las naciones del mundo e imponer presión política y diplomática sobre China”, agregó.

Ahora Pekín debe “elegir”: “O permiten una investigación real para averiguar de dónde ha salido esto o afrontarán el aislamiento en la comunidad internacional”, ha explicado.

Además, Biden cuenta con la “comunidad de inteligencia” y así “llegar al fondo de cómo vino este virus al mundo”, aseguró.

Desde un comienzo, el régimen conducido por Xi Jinping se mostró molesto por diversas hipótesis que colocaban al Instituto de Virología de Wuhan como el posible epicentro de donde se había filtrado el virus que ya se cobró la vida de millones de personas en todo el mundo. En las últimas semanas, diversas voces se han alzado para permitir una mayor investigación sobre ese laboratorio. Entre ellas figura la de Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y una de las mayores autoridades sanitarias de los Estados Unidos.

El origen del virus sigue siendo poco claro.

EEUU ORDENÓ INVESTIGACIÓN

En mayo, el Presidente estadounidense ordenó a las agencias de inteligencia de su país que le informen en tres meses sobre si la Covid-19 surgió por primera vez en China de una fuente animal o de un accidente de laboratorio. “Como parte de ese informe, he solicitado áreas de investigación adicional que puedan ser necesarias, incluidas preguntas específicas para China”, señaló el presidente.

También encomendó a diferentes laboratorios que asistan a las agencias con la investigación. “Estados Unidos también seguirá trabajando con socios de ideas afines en todo el mundo para presionar a China para que participe en una investigación internacional completa, transparente, basada en pruebas, para dar todos los datos y pruebas”.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: