Si el exministro de Gobierno Arturo Murillo ingresó al programa de protección de testigos de la justicia en EEUU, “nadie se va a enterar”, afirmó en un entrevista  Eduardo Gamarra, profesor de Política y Relaciones Internacionales en ese país.

Con eso también coincidieron otros abogados que siguen el caso por los medios de comunicación en Bolivia.

¿Liberación?

La posible liberación de Murillo causó revuelo en el país el pasado 17 de junio cuando el periodista Junior Arias, de Detrás de la verdad y el primero en denunciar en 2020 de la compra irregular de gases, informó que el exministro salió del centro de detención tras pagar el 10 por ciento de su fianza.

Entre el 21 y 22 de mayo pasado, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos arrestó a dos ciudadanos bolivianos y tres estadounidenses por los cargos de soborno y lavado de dinero en una compra de material antidisturbios. El exministro Murillo fue uno de los detenidos.

De acuerdo con Gamarra, si el exministro de Gobierno entró al programa de protección de testigos, “no va a haber una conferencia de prensa, nadie se va a enterar”, dijo el viernes en una entrevista con el periodista Jhon Arandia, en el programa Antes de mediodía, que difunde radio Fides.

“Conozco casos de individuos que han ingresado al sistema de protección en pleno caso y simplemente desaparecen, precisamente porque la vida de ellos corre riesgo. Les cambian la identidad, el domicilio”, dijo.

Detrás de la verdad, del canal Gigavisión, reportó el 17 de junio que el exministro “a partir de la disposición judicial se convierte en testigo protegido de Estados Unidos” tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía de ese país.

Sin embargo, Gamarra consideró poco seria la información que da por liberado a Murillo.

“Es muy dudoso que haya agentes de inteligencia que estén filtrando esa información. No sé cuáles serán las fuentes de información, pero dudo que sean agencias de inteligencia”, dijo Gamarra.

En tanto, abogados consultados en Bolivia también consideran que el caso se maneja con mucha desinformación y dudan que incluso el Gobierno pueda dar datos certeros, debido a que el bufete de abogados que contrató en EEUU difícilmente accederá porque no es parte del proceso.

Murillo fue ministro de Gobierno en la gestión de Jeanine Áñez, durante la crisis de 2019. En noviembre de 2020 salió de Bolivia con rumbo desconocido.

SUSPENDIERON SU AUDIENCIA

La audiencia del 7 de junio en la que Arturo Murillo debía aceptar o rechazar los cargos en su contra por soborno se suspendió hasta el 9 de julio.

“Los Estados Unidos de América proponen a la Corte, con el consentimiento expreso del imputado, Arturo Murillo Prijic, y del abogado del imputado, decide aplazar la audiencia preliminar de este caso hasta el 9 de julio de 2021”, dice el documento.

Murillo es defendido en EEUU por una reconocida abogada experta en temas financieros, narcotráfico y migración, Julia Kefalinos.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: