La ausencia de presencia policial aumentó la ola de robos en la zona sur de la ciudad de Cochabamba. Ante esta situación, los vecinos de diferentes barrios comienzan a organizarse para que las autoridades municipales refaccionen dos estaciones policiales que fueron destruidas en los conflictos sociales de 2019.

Cansados de la inseguridad, ayer pobladores de la mancomunidad de Thakoloma intentaron linchar a un sujeto, tras sorprenderlo robando mercancía de un vehículo de carga pesada.

“A las cuatro de la madrugada más o menos había estado robando una carga. El ladrón además estaba en posesión de marihuana. Al parecer no estaba solo, sus acompañantes se han escapado”, informó un vecino del sector.

El hecho indignó a los vecinos, quienes relataron que el lugar se está convirtiendo en una zona roja por la falta de patrullajes.

Tras capturar al sujeto que sustraía la carga, la turba procedió a intervenir una chichería y destruir tres barriles con el argumento de que el establecimiento atraía a “delincuentes”.

“En esta mancomunidad hay 16 OTB y no hay presencia policial. Tenemos un módulo abandonado desde los conflictos de 2019. Hubo reuniones con autoridades pero sigue igual”, mencionó Walter Guarachi, otro vecino a la zona.

Adelantó que, en próximos días, solicitarán nuevamente a la Alcaldía que refaccione la infraestructura policial para que los efectivos retornen a trabajar en esta zona.

Por su parte, el diputado José Maldonado informó que, hace dos semanas, legisladores de la Comisión Social inspeccionaron dos estaciones policiales en la zona sur, donde se constató que no reúnen las condiciones para que los uniformados trabajen.

Entre las infraestructuras visitadas, figuran el módulo policial de la avenida Panamericana y el de Sebastián Pagador.

“El de la Panamericana fue quemado, pero se intentó reacondicionarlo sin éxito porque no tiene servicios básicos, no hay siquiera baños. Los vecinos colaboran con dos turriles de agua”, precisó.

El parlamentario mencionó que en las instalaciones existen 15 motocicletas para patrullaje que no se usan por falta de personal.

En tanto, en Villa Pagador, los vecinos ofrecieron la sede de la OTB para que la Policía retorne a trabajar, porque el módulo no es habitable.

“Es responsabilidad de la Alcaldía atender los requerimientos de la población, no les están haciendo un favor, porque la institución recibe recursos de IDH para invertir en seguridad ciudadana”, recalcó.

Maldonado señaló que se hizo una representación al Ejecutivo municipal y que los responsables del área se comprometieron a mejorar el acceso a servicios básicos e instalar líneas telefónicas en las estaciones.

“El compromiso era que lo hagan hasta el 21 de este mes, vamos a volver para ver si cumplieron”, finalizó.

SE REQUIERE MÁS PERSONAL

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC) José Maldonado indicó que otra deficiencia es la carencia de personal policial en la zona sur.

Comentó que en las visitas se constató que las estaciones policiales al menos se encargan de atender las demandas de seguridad de cinco distritos, motivo por el que harán una representación ante el Ministerio de Gobierno.

Dijo que, por las deficiencias, los efectivos se replegaron al módulo de la laguna Alalay, por lo que no pueden acudir de forma oportuna cuando la población necesita ayuda. La ausencia de control también motiva a la gente del sector a no acatar la cuarentena rígida.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: