> El exmandatario dijo que desde el poder se intenta tapar estos hechos mediante el posicionamiento de un discurso sobre el supuesto golpe de Estado, cuando ha quedado demostrado que el único intento de manipulación para interrumpir el orden constitucional fue realizado por Evo Morales

Luego de acudir a su convocatoria a prestar declaraciones ante el Ministerio Público, el expresidente Carlos Mesa Gisbert denunció que con las acciones judiciales en su contra y la de otros miembros de la oposición intentan tapar el fraude electoral de 2019 mediante la construcción del caso por un supuesto golpe de Estado, mediante la vulneración de la verdad histórica.
Entre los argumentos planteados por Mesa para excusarse de brindar declaraciones por este caso, señaló que está sustentado en hechos que nunca ocurrieron, pues en 2019 se produjo un fraude electoral que fue comprobado y verificado por distintos organismo internacionales a pedido del propio Gobierno de Morales.
“Se fundamenta en hechos falsos porque en Bolivia en 2019 se produjo un fraude electoral, documentado por la Auditoria de la Organización de Estados Americanos respaldada por la Unión Europea, que fue pedida expresamente por el gobierno de Evo Morales”, señaló el exmandatario.
Sostuvo que desde el poder se intenta tapar estos hechos mediante el posicionamiento de un discurso sobre el supuesto golpe de Estado, cuando ha quedado demostrado que el único intento de manipulación para interrumpir el orden constitucional fue realizado por el expresidente Morales.
“Esa evidencia quiere taparse con la construcción del caso por el que he sido convocado, que pretende falsear la verdad histórica, despreciando a millones de ciudadanos bolivianos, cuando está demostrado que la única manipulación que hubo para vulnerar el orden constitucional, intentó hacerla el expresidente Morales el 10 de noviembre de 2019”, dijo.
Agregó que esta realidad ha sido manifestada abiertamente por la propia exsenadora Salvatierra, quien señaló que existieron acuerdos para generar un vacío de poder que interrumpa el orden constitucional.
“Lo ha declarado públicamente la expresidenta del Senado Adriana Salvatierra, se hizo un acuerdo político para la renuncia de las cuatro máximas autoridades de los órganos Ejecutivo y Legislativo, con la clara intención de romper la línea de sucesión constitucional contemplada en el artículo 169 de la Constitución”, afirmó.
Puntualizó que todo el proceso está basado en la manipulación de pruebas y declaraciones, respaldando la obsesión de Evo Morales por volver a ocupar la silla presidencial y distraer a la opinión publica de asuntos más importantes en la actualidad como la atención de la emergencia sanitaria y la crisis económica.
Desde el oficialismo, se señaló que por la determinación del expresidente Mesa de abstenerse de declarar, debería modificarse su estatus y pasar de testigo a ser acusado, según señaló el diputado del Movimiento al Socialismo, Daniel Rojas.
“Carlos Mesa y todos tienen que venir a declarar, cada uno, los mismos que se están vendiendo que pasen a ser investigados”, dijo.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: