Ante el anuncio de modificar la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz de lucha contra la corrupción para procesar a exautoridades y empresas, se advierte un mayor riesgo de persecución política contra adversarios y empresa.

El diputado por Comunidad Ciudadana (CC) Jorge Komadina dijo que estas reformas son “parches” que quieren resolver un problema estructural por la vía punitiva. Y, además, puede servir “a la estrategia de acoso y persecución política” del Gobierno.

El ministro de Justicia, Iván Lima, dijo que si bien hay más de 300 procesos contra exautoridades del gobierno de Jeanine Áñez se han identificado problemas en la ley.

“Ya son 10 años de vigencia de esta ley, ha tenido avances, pero también hemos visto que la corrupción ha empezado a generar nuevos mecanismos”, justificó.

Siguió: “Se ha empezado a crear intermediarios y no es el dueño de la empresa quien se va a beneficiar de la corrupción, usualmente contratan a un joven abogado que firme los documentos; cuando en verdad hay una estructura criminal detrás”.

El Ministro señaló que el proyecto de ley de modificaciones se aprobó en la Comisión de Justicia Plural y esta semana se tratará en la Asamblea Plurinacional.

Afirmó que con las reformas se creará el “colaborador eficaz” para ayudar a “desbaratar” redes criminales.

“La figura de la delación premiada o colaboración eficaz permitió desbaratar el caso Lavajato en Brasil”, citó.

“La persona que entregue a la Fiscalía la prueba del delito se podrá beneficiar con la exclusión de la pena”, dijo.

Lima dijo, en una entrevista en el canal estatal, que con las modificaciones se podrá permitir que la Procuraduría, el Ministerio de Justicia y Transparencia participen en los procesos.

Observaciones

Komadina expresó que la corrupción es un problema estructural, no sólo penal, “y que las medidas del Ministerio son como las aspirinas para curar el cáncer”.

Pero, además, el “Ministerio de Justicia no puede ser juez y parte en los procesos. Es importante constituir un consejo nacional independiente con participación de la sociedad civil”.

Explicó que un primer paso para tener una estrategia de lucha contra la corrupción es una ley de acceso a la información pública. Otra medida es que la sociedad denuncie y participe.

Advirtió que “todas las leyes están siendo usadas para perseguir a la oposición” y hay muestras del manejo del Ministerio Público”.

El past presidente de los empresarios en Cochabamba, Javier Bellott, dijo que lo que se tiene que hacer es cambiar de estrategia.

“El Estado, en vez de ser tan confiscatorio, debería de ser un facilitador, porque cuando más fáciles son las cosas, menos probabilidades de corrupción hay, porque la corrupción se genera cuando te ponen trabas ”, explicó.

Considera que no se trata de hacer más leyes, sino de aliviar a las empresas.

NO HAY NOVEDADES EN LAS REFORMAS

De acuerdo con abogados que han intervenido en el proceso de lucha contra la corrupción, las modificaciones no son nuevas.

El código de procedimiento prevé desde 1999 la figura del agente encubierto, que en escasas situaciones se aplicó.

El código penal prevé el arrepentimiento eficaz, que tampoco se aplicó a quienes voluntariamente desisten de cometer un delito y cooperan.

No son novedades las que se quieren implementar. Tendrían que ver por qué nunca se implementaron y primero volver a estructurar un Ministerio de Lucha Contra la Corrupción para dar señales de fortalecimiento.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: