JALALABAD |

El grupo Estado Islámico en Afganistán (EI-K) reivindicó ayer dos ataques perpetrados el fin de semana contra los talibanes en la ciudad afgana de Jalalabad, informó su órgano de propaganda Amaq.

Según Deutsche Welle, son los primeros atentados sangrientos desde que las últimas tropas estadounidenses se retiraran del país el 30 de agosto después de 20 años de presencia militar.

Las tres explosiones del sábado mataron a por lo menos dos personas e hirieron a otras 20, afirmó un alto cargo talibán que pidió el anonimato. Un alto cargo del departamento de salud de Nangarhar, cuya capital es Jalalabad, dio cuenta de tres muertos.

Ayer, un vehículo que transportaba a combatientes talibanes fue atacado, según la prensa local. Testigos afirman que varios talibanes fueron trasladados al hospital tras la explosión que, según un periodista, se produjo cerca de un cruce de carreteras en dirección hacia la capital Kabul.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: