La Alcaldía de Cochabamba aún elabora el nuevo trazo de la línea amarilla del tren metropolitano en medio de bastante hermetismo.

Ayer por la mañana se tenía previsto hacer la socialización del proyecto, pero debido a la crisis municipal fue postergada sin fecha.

La presentación se tenía que hacer ante los técnicos de la Unidad Técnica de Ferrocarriles (UTF), dependiente del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.

Al respecto, se intentó conversar con el secretario de Planificación del Cercado, Carlos Carrasco, pero el funcionario estaba en una reunión y no atendió su celular.

Asimismo, se buscó conversar con el responsable de la UTF, Gonzalo Pally, para saber si tiene conocimiento del diseño, pero tampoco atendió al llamado de este medio.

En una entrevista pasada el secretario de Planificación indicó que la Alcaldía de Cochabamba estaba alistando dos propuestas más para la línea amarilla del tren metropolitano.

“Ya tenemos una propuesta, pero estamos haciendo otra alternativa más. Tenemos que analizar algunos componentes más y lo presentaremos”, dijo en una entrevista pasada.

En cuatro años del proyecto, la línea amarilla es la que menos avance tiene. Desde el inicio de la obra sólo se ejecutó el 24 por ciento, dos de 10 kilómetros del tramo.

La Asociación Accidental Tunari presentó ocho alternativas para este trazo, todas fueron rechazadas por los vecinos, activistas y ambientalistas a causa de las afectaciones a puentes, áreas verdes, calles o el río Rocha.

Antes, el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, instó al alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa a no obstaculizar más este trazo.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: