Los tres militares bolivianos detenidos en Chile abandonaron ayer la cárcel de Alto Hospicio para cumplir con su detención domiciliaria en un hotel en Pozo Almonte. El ministro de Defensa de Bolivia, Edmundo Novillo, destacó que el Gobierno cumplió lo prometido.

En tanto, el ministro del Interior de Chile, Rodrigo Delgado, se refirió a la decisión de revocar la detención preventiva para los tres militares bolivianos detenidos en la zona de Colchane a principios de mes y afirmó que su Gobierno respeta la decisión de la justicia. 

Los connacionales cumplen desde ayer detención domiciliaria en tierras chilenas.

Sin embargo, el ministro chileno aseveró que si los militares bolivianos deciden reconocer sus presuntos delitos -son acusados de robo con intimidación y porte de arma de fuego y municiones- “la investigación podrá avanzar rápidamente”.

La autoridad del vecino país señaló que como Gobierno “hemos tratado de que la investigación sea lo más profunda posible con todos los elementos posibles”. Dijo, además, que el caso de los militares bolivianos debe servir como advertencia para que nadie piense en cruzar la frontera chilena para cometer ilícitos.

La Corte de Apelaciones de Iquique acogió un recurso presentado por la defensa de los tres militares bolivianos detenidos en Colchane, la madrugada del pasado 8 de septiembre, y revocó la medida cautelar de prisión preventiva que fijó el Juzgado de Garantía Pozo Almonte.

“Cumplimos con nuestra palabra. Obtuvimos la liberación de los tres compatriotas militares bolivianos, detenidos injustamente por Chile cuando cumplían labores de lucha contra el contrabando”, escribió en Twitter el ministro de Defensa, Edmundo Novillo.

De esta forma, Jaime Hervas Fuentes, Nijer Ponce Flores y José Edilberto Bautista Carvajal permanecerán bajo arresto domiciliario en la comuna de Pozo Almonte.

El Ministerio de Defensa de Bolivia sostiene que los funcionarios del Ejército, integrantes de la Fuerza de Tarea Conjunta “Bravo” Huachacalla, se internaron en territorio chileno durante labores de lucha contra el contrabando. Los uniformados fueron detenidos por Carabineros que se encontraba realizando patrullajes en la zona fronteriza tras recibir denuncias.

Expulsan a  un boliviano 

La justicia chilena condenó a 800 días de cárcel al boliviano Santiago E. R. O. por  tráfico de migrantes. Al ser extranjero, se determinó la expulsión de Chile con prohibición de ingreso por 10 años.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: