El jefe del MAS y expresidente Evo Morales dio la línea sobre la posición del gobierno de Luis Arce sobre la Organización de Estados Americanos (OEA) después de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac): «La Celac es la nueva OEA», afirmó.

El exmandatario dedicó un hilo en Twitter al tema. «La OEA responde a intereses de pequeños grupos y al imperio. Lo que hizo el Secretario General, Luis Almagro, con Bolivia y con América Latina es imperdonable. El pueblo latinoamericano y caribeño quiere una OEA al servicio de la gente humilde. La #CELAC es la nueva OEA» tuiteó.

También consideró que la OEA «no es de los pueblos» sino «del imperio» y refrendó lo expresado por Arce Catacora ayer en la cumbre de la Celac sobre la OEA: «Tiene mucha razón Luis Arce cuando en la Celac muestra que la OEA es obsoleta y cómo Bolivia fue un país víctima de sus acciones desestabilizadores, sentimiento profundo que comparten también otros países (sic)», afirmó.

“La OEA, en vez de actuar bajo los mandatos de la Carta Democrática, actúa en contra de los principios de la democracia. Su creciente injerencia en los asuntos de los Estados no contribuye a la solución pacífica de controversias,  sino que las genera: es un organismo obsoleto e ineficaz que no responde a las necesidades de nuestros Estados ni a los principios del multilateralismo”, señaló Arce durante su intervención en México.

El gobierno de Arce adoptó la misma línea de Venezuela, Cuba, El Salvador y México en contra de la OEA después de que en noviembre de 2019 emitió un informe de integridad electoral a solicitud del entonces mandatario Evo Morales.

Ese informe señala que se registraron graves irregularidades en el cómputo de votos en esos comicios que al final derivaron en la anulación de sus resultados después de la renuncia y huida de Morales a México.

Desde México y a través del canal estatal Bolivia TV, hace instantes, el canciller Rogelio Mayta afirmó que la Celac «puede convertirse en el principal instrumento para consolidar las relaciones entre los países de América Latina y el Caribe, y alcanzar una integración económica, en el marco de respeto a las soberanías» porque, según dijo, la OEA «actúa en contra de los principios de la democracia, su creciente injerencia en los asuntos de los Estados no contribuye a la solución pacífica de controversias sino más bien las genera”.

El gobierno de Arce tomó en serio los cuestionamientos a la OEA y ahora apunta a construir una Celac sin la participación de Estados Unidos aunque todavía es miembro de ese organismo, acusado por Morales de «golpista» en referencia al informe lapidario que permitipo descubrir el fraude electoral en 2019.

«La única manera de lograr un relacionamiento es en función a la integración de la Celac, sino vamos a ser presa de Estados Unidos» reflexionó el canciller Mayta.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: