El secretario general de la ONU, António Guterres, abrió este martes la Asamblea General de la organización haciendo sonar la señal de «alarma» ante un mundo que «nunca ha estado tan amenazado ni tan dividido».

«El mundo debe despertar. Estamos al borde de un abismo y moviéndonos en la dirección equivocada», dijo Guterres a los líderes internacionales reunidos en Nueva York.

El diplomático portugués presentó un sombrío análisis de la coyuntura internacional, marcada a su juicio por la falta de unión en la respuesta a la pandemia, los pocos avances en la lucha contra el cambio climático, las crecientes desigualdades y las crisis en países como Afganistán, Yemen y Etiopía

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: