La justicia de La Paz negó nuevamente la libertad dentro el caso golpe II, pese a que se iniciará el juicio

Nueva audiencia y nuevo rechazo para la expresidenta Jeanine Áñez. Este martes, la exmandataria hizo uso de su derecho a la defensa material y afirmó que en Bolivia la actividad política es más peligrosa que otros delitos.

“Esa es mi condición hace más de 10 meses y nuevamente estoy tratando de tener la posibilidad defenderme en libertad, porque en nuestro país, sobre todo para todos los presos políticos, la regla general es la detención preventiva y la excepción es defenderse en libertad. Ser político en nuestro país se ha convertido en un delito más peligroso que ser narcotraficante o ser un pedófilo”, lanzó Áñez en la audiencia de apelación al cese de su detención preventiva.

Jeanine Áñez guarda detención preventiva desde el 15 de marzo de 2021, tiene tres procesos instalados en la justicia ordinaria. Los tres juicios están en torno a su asunción al poder en 2019. Áñez eliminó los riesgos por los cuales fue detenida, pero los jueces siguen manteniendo esos riesgos vigentes y niegan dejar en libertad a la exautoridad.

Luis Guillén, abogado de la exmandataria, dijo que la fórmula de rechazo a los pedidos de libertad se repitió, pese a que ellos demostraron que no existe ninguna razón para que Áñez siga tras las rejas.

“Se ha confirmado la resolución del Tribunal Primero de Sentencia que ratificaba la detención preventiva”, declaró el profesional.

Más adelante precisó que esta audiencia correspondía al caso golpe II y que al existir una acusación formal y un juicio que impulsa la Fiscalía no podía seguir con detenidos preventivos; pero en el caso de Áñez, la justicia decidió que debe ir a juicio con ella tras las rejas.

En su alocución, la exmandataria relató que no existe ninguna posibilidad de que ella sea beneficiada con la justicia y que por esa razón decidió acudir a tribunales internacionales donde denunciará la violación de sus derechos.

“Hace más de 10 meses estoy presa por delitos que no he cometido y que el Ministerio Público no puede ni podrá probar porque no existen, soy víctima de un linchamiento judicial que no solo me lo hacen a mí, sino a mis hijos y a toda mi familia, es un juicio político que no me da la más mínima posibilidad defenderme, estoy en total indefensión y por eso acudiré a tribunales internacionales”, dijo Áñez.

Por Juan de Dios Peña Gomez

Gerente Administrador de Taxi-Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: