Santa Cruz, 21 enero 2022.- Todo parecía haber salido de manera perfecta, el crimen de Humberto Saucedo Roca, el cobro de los 70 mil bolivianos en su vivienda, y creer que no dejaron ninguna evidencia suelta, pero el prestamista había presentido su muerte y dejó dicho en un mensaje de WhatsApp a su enamorada, que si aparecía en las noticias con una bala en la cabeza, el responsable era, su amigo Fernando Cruz Paredes.

Una testigo y amiga de infancia del principal asesino, relató que el 12 de enero, su hermano (Iván Hurtado) recibió una llamada de Fernando (prófugo), quien los invito a pasear a Roboré con la intención de ir a Aguas Calientes a disfrutar y tomar unas cervezas, desafiando los 34 grados de calor en la zona.

La amiga comentó que ya estaba advertida que a Fernando lo estaba buscando la Policía. Horas antes del viaje, recibió una llamada de la esposa de Fernando, quien le comento que la Policía estaba tratando de ubicarlo por la desaparición de Humberto Saucedo Roca.

Humberto fue encontrado maniatado y con una cinta masquín amarrada en la cabeza

Fernando desde muy temprano a bordo de una camioneta de color blanco pasó por la vivienda de cada amigo y se encaminaron rumbo a Roboré, no obstante Fernando llegó hasta un domicilio del barrio El Dorado donde se bajó indicando que iba a pagar un dinero (Bs 2.000). Posterior, fue en busca de otra amiga a quien no encontró en su vivienda y decidieron hacer una pascana cerca a Cotoca donde compraron un cargador de celular, agua, soda y coca, para continuar su viaje.

A su llegada a Aguas Calientes buscaron un alojamiento donde reservaron tres habitaciones y se prosiguieron su camino rumbo al lugar turístico con una conservadora llena de cerveza. La testigo indicó que desde ese momento no dejó de sonar el celular de Fernando, su primo Severiano Paredes, le decía que debía salir del país porque todo había sido descubierto y este le indicaba que nada era oficial, que se tranquilice.

«Se escuchaba clarito, todo lo que Fernando hablaba con su primo», dijo la amiga. Los amigos estuvieron en Aguas Calientes hasta las 23:00 horas luego al regresar, Fernando comenzó hacer maniobras en la carretera y los pobladores salieron molesto y decidieron cruzar a Roboré, donde compraron más cervezas y Fernando quería chicas para pasar la noche, pero al no encontrar decidieron descansar en otro alojamiento.

A las 05:00 del día siguiente (13 enero), Fernando volvió a recibir una llamada de su primo Severiano quien le comunicó nervioso que era oficial que había una denuncia en su contra por la desaparición de su amigo Humberto Saucedo y la Felcc lo estaba buscando. Este de inmediato respondió que vaya a la terminal bimodal y compre pasajes para Oruro.

Ese momento, alisto sus cosas y se encaminaron hacia Santa Cruz. En el trayecto sacó el chips de su celular y lo arrojo en medio camino y pidió prestado a su amiga su teléfono para comunicarse con su primo. «Comenzó a enviar mensajes de audio y llamar a Severiano de manera insistente y le dijo que pidiera el número de celular del chofer de la flota para que lo esperaran en Montero. Para llegar más rápido se fue por Cuatro Cañadas hasta llegar directo a Montero.

La amiga describió que Fernando estaba nervioso y que viajaba en la camioneta a 150 kilómetros por hora y por poco sufren un accidente debido al exceso de velocidad. Finalmente salieron a Montero y recogió a su primo Severiano en el cuartel del Ranger. «Allí su primo le dijo que había que quemar su celular y este no quizo, pero Severiano lo lanzó a un canal de drenaje», indicó.

Fernando y su primo Severiano a modo de esperar la flota decidieron comer pero justo ese momento el bus llegó y dejaron su comida a medidas para abordar viajar hacia Oruro. La amiga comentó que la camioneta sufrió desperfectos mecánicos y tuvieron que llamar a varios amigos para poder trasladar la camioneta hacia Santa Cruz. Desde allí perdieron todo contacto con ambas personas.

El Ministerio Público estableció que Fernando como su primo Severiano escaparon a Chile donde se encuentran escondidos. Una llamada hecho a su familiar desveló que se encuentran en el vecino país. La Fiscalía tramita la orden de aprehensión de los dos autores principales del crimen de Humberto.

A la fecha existen cinco personas aprehendidas vinculadas a este asesinato, Mery Pamela Carrillo Vásquez, Iván Hurtado López, Erick Mauricio Pedraza, Leonor Paredes Banegas y José Paredes Banegas quienes este viernes (10:00) serán puestas ante un juez cautelar.

Fuente: Clave 300

Por Juan de Dios Peña Gomez

Gerente Administrador de Taxi-Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: