Por este violento crimen cinco personas quedaron aprehendidas y hay dos sujetos prófugos, entre ellos está Fernando Cruz, quien sería el autor intelectual y material

El cuerpo del prestamista Humberto Saucedo Roca fue encontrado una semana después de ser reportado como desaparecido por sus familiares. Un mensaje de texto que el mismo Humberto escribió, momentos antes de ser asesinado, ayudó a los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) a esclarecer su asesinato, que supuestamente fue planificado y ejecutado por su amigo, Fernando Cruz Paredes

“Ya sabés si aparezco muerto con un tiro en la cabeza, en las noticias”, fue el mensaje que le envió, por celular, el prestamista a su enamorada la noche del miércoles 12 de enero, momentos antes de ser secuestrado.

La novia del fallecido relató a los efectivos de la Felcc que el 10 de enero salió a cenar con Humberto y en ese momento recibió una llamada de Fernando, a quien le reclamó que le pague una deuda de Bs 50.000. Al día, siguiente el prestamista le comentó por mensaje a su enamorada que el tío de su amigo lo llamó para citarlo a la tranca de Cotoca para devolverle el dinero.

Humberto acudió al lugar, pero no encontró a nadie. Es así que Fernando le envió un audio para citarlo a su casa ubicada en el barrio Clara Serrano de la avenida Virgen de Lujan. El prestamista llegó hasta la vivienda, pero no halló a su amigo y nuevamente fue convocado por celular para que regrese a la tranca.

El prestamista le comunicó a su novia todos los movimientos que realizó y tras la última cita que le hizo su amigo, empezó a sospechar y presentir algo malo, por lo que le envío el último mensaje a su novia. Después de eso, no respondió llamadas.

La víctima fue obligado a mandar un mensaje de voz a su sobrina para pedirle que saque Bs 70.000 de su ropero y le entregue a uno de sus trabajadores en el barrio Las Barreras de la calle Venezuela. Es así que un hombre en moto recogió el dinero que estaba en siete fajos, cada uno de 10 mil bolivianos.

La madrugada del 19 de enero, los agentes de la Felcc encontraron el cuerpo sin vida de Humberto enterrado en la vivienda de Fernando, ubicada en el barrio Clara Serrado. Los efectivos confirmaron que la víctima recibió un disparo en la cabeza y que fue exhumado con las manos y pies maniatados con cinta adhesiva.

Por este violento crimen quedaron aprehendidas cinco personas, que presuntamente estarían involucrados y son: Mery Pamela Carrillo Vásquez, Iván Hurtado López, Erick Mauricio Pedraza, Leonor Paredes Banegas y José Paredes Banegas. Mientras que Fernando Cruz Paredes y Severiano Paredes están prófugos.

Por: El Deber

Por Juan de Dios Peña Gomez

Gerente Administrador de Taxi-Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: