Un cuarto intermedio para aprobar la ley referida al aseo urbano se dio el Concejo Municipal este martes. La ley que proponen no es la misma que el alcalde envió al Legislativo, sino otra, que, según los concejales oficialistas, pretende decirle a Emacruz que cumpla su trabajo y se dé continuidad al recojo de la basura. La sesión deberá reiniciarse a las 9:00 de este miércoles 20.

Para los opositores, la ley es innecesaria; afirman que Emacruz tiene la obligación de mantener aseada la ciudad; también dicen que el alcalde puede promulgar la ampliación del contrato con Vega- Solví, que vence el próximo lunes 25. Existe incertidumbre sobre quién se hará cargo del servicio.

Los concejales Manuel Saavedra (Demócratas), Lola Terrazas y Noemí Centellas (Comunidad Autonómica) coincidieron en que Emacruz tuvo al menos tres meses (si se cuenta la primera anulación del contrato de aseo urbano de enero), o más de un año (si se toma en cuenta la ampliación que se efectuó en septiembre de 2020) para tomar acciones que eviten que la ciudad se quede sin el servicio de recojo de basura y entierro sanitario.

Emacruz es el único responsable de esta situación; no es nuestra competencia”, manifestó Centellas, en tanto que su compañera de bancada, Lola Terrazas indicó: “Garantizar el aseo urbano es competencia plenamente del Ejecutivo”. Además indicó que no tiene sentido aprobar una ley para recordarle a Emacruz que tiene la responsabilidad de mantener el aseo urbano, porque “ya está hecho”.

En tanto que Saavedra expresó: “Esto no es una emergencia, desde enero sabían que esta situación iba a llegar. Eso se debe a que ellos no hicieron su trabajo”. También indicó que es innecesario promulgar una ley para pedirle a Emacruz que haga su trabajo y agregó, con sorna, que lo que sigue es hacer una ley para pedirle a Alumbrado Público que cambie los focos de las luminarias.

El concejal Maykol Negrete (UCS) aseveró: “Con esta ley estamos precautelando la vida, la salud y el medioambiente y que se garantice el servicio”, pidió no ser “de mente cerrada”, en alusión a las opiniones de sus colegas.

El concejal José Quiroz (MAS) objetó que se piense ampliar el contrato a Vega-Solví y argumentó que hay un sobreprecio de Bs 10 millones mensuales y que la empresa subcontrata a otras microempresas para dar el servicio. Para él la solución está en contratar directamente a esas microempresas y que Emacruz se haga cargo de la operación.

Su opinión fue objetada por Negrete, que aclaró que esos Bs 10 millones son un ahorro, producto de la fiscalización de la actual gestión. El asesor del Concejo también objetó que Emacruz se haga cargo de la operación, sobre todo por la carga social que significaría contratar a 1.600 trabajadores. Asimismo, el asesor indicó que, según el informe técnico, no hay empresas que puedan prestar el servicio de manera inmediata, por la cuestión de las maquinarias.

Alcócer insistió en que la ley que proponen permitirá que el servicio de aseo urbano tenga continuidad, que Emacruz haga su trabajo y que solucione este problema. Según dijo, la ley no estaba siendo bien entendida, por lo que dio un cuarto intermedio y anunció que también  estaría presente la gerente de Emacruz el miércoles, cuando se reanude la sesión.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: