Fueron los dos temas más importantes en la reunión bilateral que sostuvieron ayer. Ambos mandatarios condenaron la expansión del crimen organizado internacional

La reunión bilateral que sostuvieron ayer en Villa Montes, Tarija, los presidentes de Paraguay, Mario Abdo Benítez y de Bolivia, Luis Arce, abordó varios temas, pero entre ellos se destacaron dos: el corredor bioceánico y la lucha que ambos países deben encarar contra el crimen organizado que circula entre ambos países, principalmente ligado al narcotráfico.

Una conmemoración de aniversario del fin de hostilidades entre Bolivia y Paraguay por la Guerra del Chaco fue escenario del anuncio del presidente del vecino país, quien le hizo un guiño a su par boliviano al resaltar la importancia de la inclusión de Bolivia en el Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración.

“Estamos construyendo la ruta bioceánica que hoy es la carretera de mayor envergadura construida en la región, que va a permitir que pase por el Chaco la conectividad entre los océanos Atlántico y Pacífico. Bolivia tiene que ser parte de ese gran corredor bioceánico”, sostuvo el presidente paraguayo.

La autoridad del país vecino, que estuvo en un encuentro en Villa Montes para recordar los 87 años de la firma de paz entre Bolivia y Paraguay, hizo énfasis en los avances del proyecto en su territorio e invitó a Luis Arce a firmar los contratosque corresponden al último tramo.

Consideró que “Bolivia tiene que ser parte” del corredor bioceánico que ya cuenta con Brasil, Paraguay, Argentina y Chile. Por su parte, Arce Catacora recibió con agrado la propuesta de integrar el territorio boliviano a la carretera bioceánica del vecino país que unirá al Atlántico con el Pacífico.

“Acogemos esa propuesta de la carretera que va a unir nuestros países y desde el Chaco (boliviano) nos uniremos a esa carretera que va a ser beneficiosa, sin ninguna duda para el continente”, dijo el mandatario boliviano durante el acto.

Arce recordó que el país ha tenido siempre una trayectoria integradora, por lo que reafirmó, en ese marco, la propuesta nacional de la construcción de una ferrovía para unir el continente y vincular a los países de costa a costa.

Otros temas

En un comunicado conjunto, ambos presidentes resaltaron una preocupación mutua.

El texto señala que en la reunión “Condenaron con firmeza la expansión del crimen organizado transnacional y se comprometieron a aunar esfuerzos para luchar contra este flagelo a nivel bilateral, regional y multilateral”.

Entre ambos países, el narcotráfico ha ganado terreno, pero en este caso primero de marihuana, y luego de cocaína.

Acordaron un Mecanismo Bilateral de Emergencia sobre Desastres Naturales e instruyeron a las instituciones involucradas a trabajar de forma coordinada. Abogaron también por la articulación de espacios que permitan mayor participación académica y de la sociedad civil. Así como el fortalecimiento y promoción de iniciativas para la conservación y desarrollo de idiomas indígenas como el guaraní.

Saludaron los avances para la implementación del área de control integrado Infante Rivarola (Paraguay) – Cañada Oruro (Bolivia), y encomendaron la elaboración de un reglamento para su funcionamiento.

Coincidieron en la importancia de la Hidrovía Paraguay–Paraná para la integración de ambos países y de la región. Expresaron su profunda preocupación por los serios y nocivos impactos del cambio climático en la biodiversidad, el uso de los suelos, los ecosistemas y medios de vida de las poblaciones vulnerables, coincidiendo en la necesidad de soluciones integrales y conversaron también sobre la necesidad de establecer negociaciones y acuerdos entre ambos estados para compartir recursos hídricos.

Por Juan de Dios Peña Gomez

Gerente Administrador de Taxi-Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: