El referéndum del 21 de febrero de 2016 (21-F) fue convocado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) para que el país autorice, a través del voto, una cuarta postulación de Evo Morales, el presidente que buscó ser reelegido más allá de los límites fijados por la Constitución Política del Estado. Cinco años después, el MAS revalidó su hegemonía política con nuevos líderes y existen dirigentes, como el senador Leonardo loza que asimilan esas “lecciones aprendidas”.

“El MAS aprende de dificultades, el MAS aprende, quizá de algunos errores, dificultades o equivocaciones, pero para nosotros esas equivocaciones se convierten en fortalezas y es un claro ejemplo las elecciones nacionales (del 18 de octubre de 2020)”, sostuvo Loza ayer durante un contacto telefónico con EL DEBER.

Tras la consulta, el 51,3% de los votantes rechazó la propuesta del MAS y el 48,7% aceptó ajustar la Constitución, de manera que Morales pueda postularse de manera continua por una sola vez. “Hay un antes y un después de este proceso”, comentó el constitucionalista Williams Bascopé en un contacto con EL DEBER.

Votos

Según el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), “el periodo de mandato de la Presidenta o del Presidente y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado es de cinco años, y pueden ser reelectas o reelectos por una sola vez de manera continua”. El expresidente Morales pidió cambiar ese apartado a través del voto, pero perdió.

“Fue un sopapo, porque Morales, (Álvaro) García Linera y su entorno se empecinaron con hacer este cambio y aprendieron una lección, pues no se puede subestimar a la voluntad del pueblo”, remarcó Williams Bascopé, quien además aseguró que “sin la victoria democrática del 21F, el MAS nunca se hubiese renovado. Después de ese proceso, nadie más puede pensar en perpetuarse en el poder. El pueblo defendió democráticamente su Constitución y ese es el hito histórico”.

De hecho, el experto consideró que el resultado del 21-F “es equiparables a la reconquista de la democracia de 1982 o la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado (2009). Marca, además, el inicio de una movilización ciudadana que provocó una “renovación del MAS”, que hoy tiene una supremacía política que es el reflejo de la voluntad popular de las elecciones del 18 de octubre de 2020, cuando el MAS, que esta vez postuló a Luis Arce Catacora y David Choquehuanca, ganó con el 55,10% de los votos.

Pero, “ese referéndum fue el inicio del golpe de Estado y, por ahí venía la situación. Yo no entiendo cómo algunos sectores quieren festejar, porque, desde ahí, organizaron y planificaron sus acciones para destrozar nuestra democracia”, contrarrestó Loza.

Además, el senador del MAS consideró que la renovación del partido gobernante provino, especialmente, de su fortaleza y organización interna, aunque remarcó que “son lecciones aprendidas”.

“Los resultados del referéndum del 21-F ahora ya no significan absolutamente nada, porque la población ha decidido reponer su confianza en la visión hegemónica del MAS y podemos decir ahora que los resultados de las elecciones del 18 de octubre tienen ahora una proyección más profunda para el manejo del poder”, puntualizó por su parte el sociólogo Franco Gamboa, quien es experto en políticas públicas.

“El 21-F quedará solo para el análisis histórico de las experiencias demócraticas del país”, añadió el especialista.

Activismos

En 2016, el gobierno del MAS aceptó los resultados, pero sugirió que fueron inducidos “por una mentira”, en alusión al llamado “escándalo Zapata”. Ese elemento perdió su peso histórico por efecto de la estrategia desplegada para poder habilitar al líder del partido como candidato a la reelección en los comicios de 2019, un proceso que terminó siendo anulado por el propio Evo Morales, luego que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lo declarara vencedor pese a las irregularidades que fueron parte de un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que observó el proceso.

Para que Morales pueda terciar en los comicios de 2019, el MAS invocó, en una demanda al Tribunal Constitucional (TCP), al Pacto de San José —el instrumento jurídico internacional que establece, entre otras garantías, “el derecho político de elegir y ser elegido”— para que se le pueda “restituir” ese “derecho humano” a Morales.

El TCP finalmente validó con la sentencia 084/2017, la posibilidad de que Morales se repostule más allá del texto constitucional y sin límites legales, pues consideró que el Pacto de San José, también conocido como la Convención Interamericana de Derechos Humanos, es una normativa ratificada y admitida por la jurisprudencia del país. Se prevé que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) fije este año una postura en el marco de una “opinión consultiva” sobre si, en efecto, es un derecho humano ser reelegido.

Protestas

Para responder a la estrategia política y legal de perpetuar a Evo Morales en la presidencia del Estado, a partir de 2017 emergió un movimiento ciudadano que fue creciendo hasta que se produjo la llamada “revolución de las pititas”, que provocó la transición democrática que concluyó en 2020 con la elección de Luis Arce. “Si bien la movilización del 21-F tuvo un éxito en 2019, con las elecciones de octubre de 2020, un poco que decae esta lucha con el triunfo electoral de Arce”, señaló a El DEBER el dirigente del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales.

No obstante, el activista cree que “esa acumulación” de ejercicio de las libertades ciudadanas y de defensa de los derechos constitucionales se puede reactivar como respuesta a la decisión de Arce de aplicar la Ley de Emergencia Sanitaria, así como la que otorga indulto y amnistía a perseguidos políticos y otras personas encarceladas sin sentencia.

“La única manera de volver a la levantar este movimiento (21-F), en este nuevo contexto es con esta convocatoria que estamos haciendo para el cacerolazo contra esas dos leyes, fundamentalmente. Se empieza con pequeñas manifestaciones ciudadanas, desde la ventana, desde la puerta, sin grandes concentraciones por el tema del Covid-19, pero nosotros lo que vemos es que es una estrategia acumulativa de crecimiento. Se busca comenzar este domingo, seguir el siguiente para que la gente retome confianza en su movilización y pueda estar a la altura de los acontecimientos”, describió Morales poco antes de anticipar protestas ciudadanas, incluso, el 7 de marzo, día de las elecciones, si Arce no abroga esas normativas.

De hecho, médicos y salubristas están en una huelga hasta el 28 de febrero, precisamente, contra la ley sanitaria que estaría vulnerando sus libertades ciudadanas.

Al respecto, el senador Loza cuestionó duramente esas medidas y afirmó que hace un año, en medio de la transición que lideró Jeanine Áñez, no existía ninguna libertad ciudadana. “No había democracia, todo el que se oponía era amenazado, perseguido y encarcelado”, aseguró y cuestionó “los festejos” por el quinto aniversario del referéndum del 21-F.

Errores

Luis Arce, durante su reciente campaña proselitista, admitió los errores, pero reveló que no estaba presente en los debates políticos que definieron la estrategia de Morales. “Yo creo que había que respetar la Constitución Política del Estado, pero no se olviden que el Movimiento Al Socialismo es un movimiento de organizaciones sociales, nos debemos a las organizaciones sociales y tenemos que aplicar lo que las organizaciones sociales manden”, sostuvo Arce, quien fue ministro de Economía, durante 11 años.

“Aunque tenga conflictos internos, el MAS ahora tiene mayores posibilidades de renovarse y debatir. Existe un sector evista que quiere volver con Arce y ahora pesa más el ala del vicepresidente David Choquehuanca”, señaló el constitucionalista Williams Bascopé en un balance sobre la nueva hegemonía del MAS.

Además, señaló que ahora no existen las condiciones materiales ni emotivas “para que el pueblo boliviano permita que un tirano pueda perpetuarse en el poder. El pueblo boliviano es altamente rebelde ante los abusos sean de izquierda o de derecha”.

Leonardo Loza cree que todo pasará por la democracia y destacó que el MAS sea la fuerza que supo entender al pueblo.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *