La determinación de asumir o no una cuarentena rígida distancia cada vez más a la Gobernación y al Municipio. Mientras desde el Servicio Departamental de Salud (Sedes) se apoya el pedido de los médicos y trabajadores de salud para decretar una cuarentena de 14 días, desde la Alcaldía se contempla la medida como exagerada y atentatoria contra la ciudadanía.

La asesora municipal de salud, Katherine Cuéllar, ratificó la postura de la Alcaldía y manifestó que “no vemos que una cuarentena rígida solo para el municipio de Santa Cruz de la Sierra solucione esta segunda ola de Covid”.

La premisa que impulsa el gobierno municipal considera que “nadie quiere, ni debe elegir entre la salud y llevar el pan a su familia”, matiza la asesora municipal.

Cuéllar destaca que la actitud del municipio se ha enmarcado en el diálogo y escucha “a todos los sectores”. Señala que “estamos acompañando la exigencia de más items” para fortalecer la asistencia en los hospitales. Pero también “están en lo cierto quienes piden seguir trabajando porque sabemos lo duro que es llevar esta crisis durante tantos meses”, indica la asesora en salud.

Ante estas dos realidades, traslada la responsabilidad al Gobierno departamental para que solucione de fondo la crisis por la segunda ola. Propone que emita “una resolución departamental decretando la cuarentena rígida en los 56 municipios que conforman el departamento”.

Cuéllar considera que la medida “resultaría eficaz para la contención” siempre que la Gobernación “garantice las raciones solidarias y la medicación para nuestros ciudadanos”.

Desde el municipio capitalino recurren a estadísticas sobre el funcionamiento de los hospitales para demostrar que gran parte de la ocupación se debe a la trasferencia de pacientes provenientes de provincias y que deberían ser remitidos a los hospitales de tercer nivel. “Los terceros niveles no tienen la capacidad para atender a estos pacientes”, asevera Cuéllar.

El informe que maneja el municipio alega que 7 de cada 10 pacientes que fallecen por Covid han sido recibidos del sistema de salud de las provincias. E insiste en el apoyo permanente que los hospitales municipales brindan a la población. “Durante 2 años hemos suplido el trabajo del tercer nivel con nuestros tomógrafos en los cinco hospitales, sin importar las consecuencias administrativas o de las auditorías a las que podamos ser sujetos por las autoridades pertinentes”, indica la funcionaria. 

También se refiere al alto grado de contagios entre el personal sanitario y lamenta el deceso de varios médicos. Pero matiza que “la mayoría trabajaba en las consultas externas de los centros de tercer nivel” lo que expone “las falencias de bioseguridad que hay en ese sector”.

Cuéllar apunta a las medidas de prevención, a la medicación y “la vacunación por lo cual ya estamos preparando toda la logística tanto para estas primeras vacunas que nos llegan como los 1,2 millones que este Gobierno ha estado gestionando con nuestra alcaldesa para la primera fase de vacunación”.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *