“Siempre asistí a las campañas, incluso en esta elección, pero mi madre, con la que vivo es diabética y no podía exponerla trayendo el coronavirus y contagiarla. No fui a los actos políticos y a los días me enviaron mi memorándum”. Ese es el testimonio de Verónica Espinoza, exfuncionaria de la Gobernación de Santa Cruz que fue despedida el 19 de enero, luego de ocho años de servicios.

Espinoza relata que no recibió explicación de su despido, pero cree que la botaron por no asistir a la campaña de Roly Aguilera a la Alcaldía. En cada una de las actividades proselitistas, al inicio llegaba una funcionaria de Recursos Humanos para que firmemos una constancia de que estábamos en campaña.

“No puedo creerlo. Tantos años que trabajé para Demócratas para que ahora, en plena pandemia, actúen así. Es doloroso”, protesta la ahora exfuncionaria. Espinoza es una de los más de 30 exfuncionarios que han sido retirados de la Gobernación entre diciembre y enero.

Similar situación es la que vivió Hugo Banzer Salvatierra, que luego de cinco años de trabajo también fue retirado de su cargo sin recibir explicación. Banzer señala que él no asistió a ninguna de las actividades proselitistas porque se encuentra dentro del grupo de riesgo al tener una enfermedad de base.

No fui a las campañas porque preferí cuidar mi salud. Vi que fue diezmando la gente”, dijo Banzer.

Similar situación vivió otra exfuncionaria, que prefirió no dar su nombre. Llevaba trabajando cerca de ocho años en la Villa Olímpica con un sueldo de Bs 2.300 al mes. No asistió a las campañas por temor a contagiar a su bebé.

Quien recibió la voz de alerta fue Desirée Bravo, candidata a concejal por SPT. “Me han llamado mucha gente, que no está ligada a mi persona ni a Tomás (Monasterio), para intermediar con Rubén (Costas) o Roly (Aguilera), porque es mi amigo, pero no puedo meterme en asuntos de Demócratas”, dijo.

Bravo informó de esto a la candidata y alcaldesa interina, Angélica Sosa, quien hizo el comentario de los despidos en el programa Influyentes, de EL DEBER Radio.

Niegan tal situación

“Lamentamos la desinformación y las falsas acusaciones de la señora alcaldesa interina. Entendemos, aunque no aceptamos, que es normal perder el norte cuando se es candidata y servidora pública al mismo tiempo. Ningún funcionario ha sido despedido por cuestiones políticas”, dijo Cinthia Asin, secretaria general de la Gobernación cruceña.

Explicó que anualmente se realizan evaluaciones técnicas al personal y se les exige que dentro de esas evaluaciones, cumplan con el trabajo. “Estamos hablando de fondos públicos que cubren el salario de cada uno de ellos. En la Gobernación no tenemos las mañas que tienen en la Alcaldía. No va a escuchar de mis personas audios amenazando a los funcionarios que no hacen campaña”, respondió la secretaria general.

Sobre la cantidad de despedidos, Asin no recordaba la cifra, pero actualmente en la Gobernación son 644 funcionarios de planta y 1.150 con contratos que son renovados de acuerdo al presupuesto. “Tenemos gente que trabaja hace más de 20 años que por su valor profesional y experiencia continuaron en áreas de Planificación y Presupuesto, además de personal institucionalizado”, explicó Asin.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *