El régimen de Jeanine Áñez no pagó 957.042 euros por el combustible y gastos administrativos del avión ruso Ilyushin que ayudó a apagar el fuego en la Chiquitania, informó este viernes el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, quien dijo que el Gobierno hace gestiones para desestimar un arbitraje y resolver la deuda en el campo diplomático.

Blanco aclaró que no se trató de un alquiler de la aeronave, sino de cooperación rusa, pero eso implicaba que Bolivia se comprometía a pagar el combustible y los gastos administrativos de la llegada del segundo avión bombero más grande del mundo para atenuar el incendio que aquejaba a la Chiquitania en 2019.

“No se ha alquilado. El año 2019, para los incendios, requerimos, se solicitó la cooperación de Rusia (…). Se firmó un acuerdo, un contrato y un protocolo adicional a este contrato con el entonces ministro (Javier) Zabaleta”, indicó Blanco, en una entrevista exclusiva para la Agencia Boliviana de Información (ABI).

“En ese contrato se especificaba que no es un alquiler, sino que nos iban a prestar la aeronave y la tripulación, es decir que nosotros tampoco hemos pagado por la tripulación, lo que sí nosotros teníamos que pagar era lo que tiene que ver con los gastos administrativos. Despegar en los aeropuertos se cobran tasas, el combustible, teníamos que pagar la amortización de la aeronave, es decir por cada hora de vuelo, la aeronave tiene un costo de la depreciación”, explicó la autoridad.

El Viceministro dijo que el gobierno del presidente Evo Morales hizo el primer pago, pero luego vino el régimen de Áñez que cortó las relaciones con Rusia, dejó de pagar la deuda y motivó que el caso llegue a un arbitraje.

“Lastimosamente, a partir del gobierno de facto, el Gobierno decide aislar a Bolivia y decide cortar relaciones con Rusia, China, Argentina, México, España (…), pese a que la Embajada (rusa) manda varias notas solicitando que se realice el pago, sin ninguna respuesta”, manifestó Blanco.

La autoridad añadió que, incluso, “el ministro de Defensa de ese entonces, Fernando López, hizo saber al embajador (de Rusia) que no lo va a atender y no resuelven el tema”.

Ante la falta de pago por parte del anterior Gobierno, la embajada rusa anuncia a la entonces canciller Karen Longaric que acudirá al arbitraje, pero ni aun así se realiza el pago de la deuda.

Una vez que asumió el actual Gobierno, se tomó contacto con Rusia “para pedir que el tema pueda salir del arbitraje y podamos tener una solución a nivel diplomático, y hacer el pago y no sea necesario recurrir con todos los costos que tiene que ver con el arbitraje internacional”, sostuvo el viceministro Blanco.

(ABI)

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *