El ministro de Minería y Metalúrgica, Ramiro Villavicencio Niño de Guzmán, informó este viernes que el Gobierno reiniciará los trabajos de construcción de la planta siderúrgica Mutún. Las obras se reanudarán el 15 de marzo.

El proyecto fue paralizado en enero de 2020. Esa vez, la anterior administración de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) denunció que la firma que se adjudicó la obra, Sinosteel hizo un avance mínimo.

Además, la ESM acusó a la compañía china de pedir $us 45 millones para entregar el informe a diseño final de la planta.

No obstante, el actual Gobierno decidió reanudar la construcción con la misma constructora.

La obra tiene un costo de $us 466 millones, de los cuales el 85% es financiado por el Eximbank de China, y el restante 15% con recursos del Estado.

«La construcción de esta planta de fundición de acero, antes de la llegada del Gobierno de facto, estaba previsto ejecutarse en 13 meses y la operación de planta en 12 meses», dijo el ministro Villavicencio.

Agregó que de acuerdo al nuevo cronograma el proyecto será una realidad en el último trimestre de 2023.

Indicó también que se realizará una auditoría financiera y de desempeño en el interior de la ESM.

Villavicencio sostuvo que la paralización del proyecto puso al país en la víspera de un proceso de arbitraje a escala internacional.

Hemos negociado por 60 días hasta tener un entendimiento entre la ESM, Sinoesteel y Cisdi (la empresa fiscalizadora), y se acordó reanudar las operaciones. La firma de contrato se hizo el 15 de enero”, dijo la autoridad.

El año pasado, el expresidente de la ESM, Milko Moreno, denunció que  Sinosteel recibió $us 104 millones, como anticipo, del gobierno del expresidente Evo Morales, para encarar el proyecto pero solo registró un avance del 3%.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *