Las industrias oleaginosas y los exportadores consideran que la banda de precios establecida por el Gobierno frena la reactivación económica que tanto necesita Bolivia. La Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas de Bolivia (Caniob) y la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones (Cadex), indicaron que no se ha escuchado la propuesta presentada inicialmente en las mesas de trabajo, que consistía en solo aplicar la banda de precios para la harina solvente de soya a los pequeños productores, quienes apenas llegan a demandar el 5% de este producto.

Actualmente, se aplica esta banda de precios al 20% de la producción. Esta situación debilita económicamente a la agroindustria oleaginosa, que debe vender muy por debajo del precio al que se exporta la harina de soya. Esto genera una real subvención de la agroindustria a otros sectores, que no se refleja en precios más bajos para el consumidor final.

“Aquí no estamos hablando de pérdidas de dinero, estamos hablando de pérdida de empleos, disminución de carga para el sector transportista, pérdida de recursos para que el agricultor compre sus insumos; lo que afecta a las casas comerciales y a la banca donde los productores y agroindustriales de esta cadena productiva tienen sus créditos”, advirtió Jorge Amantegui, presidente ejecutivo de Caniob.

Oswaldo Barriga, presidente de Cadez, junto a Amantegui, señalaron que sólo el diálogo desmovilizará a los sectores que anuncian un nuevo bloqueo. “Instamos al Gobierno a que se pueda volver al diálogo con todos los actores de la cadena. En sus manos está el salir de esta situación y evitar los perjuicios que conlleva para la economía nacional”, dijo Barriga.

Anadió que en este contexto las empresas agroindustriales no han recibido sus permisos de exportación de las entidades gubernamentales, y hoy la cadena exportadora oleaginosa está parada, pese a que ya se advirtió, de forma reiterada, de esta situación a las respectivas autoridades. 

Ambos representantes coincidieron en que la situación es crítica y se requiere la voluntad del Gobierno para resolver los problemas, basándose en información técnica y veraz. “El tema de la banda de precios afecta negativamente a la economía boliviana, aspecto que ha manifestado de forma contundente el propio Colegio de Economistas”, afirmó Amantegui.

Al finalizar expresaron que siempre han estado comprometidos con el mercado interno, por lo que se ha priorizado el brindar insumos para la producción de los alimentos que forman parte de la canasta familiar de los bolivianos.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *