El diálogo entre el Viceministerio de Agua y Saneamiento, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS) y los trabajadores de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) ingresó en cuarto intermedio hasta el jueves.

Con mediación de la Defensoría del Pueblo, las autoridades se comprometieron a analizar las denuncias en contra del nuevo interventor Gonzalo Iraizos y sobre los despidos injustificados. Y, por parte de los empleados, indicaron que no realizarán ninguna medida de presión.

El encuentro se realizó la mañana de este lunes en el edificio nacional de la Defensoría del Pueblo. Las partes en conflicto firmaron un acta de acuerdo. La nueva reunión se realizará el jueves a las 09.00.

“Las autoridades nacionales se comprometieron a ‘realizar un análisis y evaluación de las observaciones presentadas por los trabajadores’ en contra del interventor y a ‘la destitución inmediata’ en caso de corroborar las denuncias en contra del sindicado. Además, firmaron garantías de estabilidad laboral para los trabajadores de esa empresa paceña y se comprometieron a dar celeridad al pago de sueldos”, se lee en un comunicado de la Defensoría del Pueblo.

Uno de los resultados del diálogo fue la creación de una comisión revisora para analizar caso por caso los despidos que provocaron las protestas de los trabajadores.

El viernes, mediante un comunicado, la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento dio a conocer que el nuevo interventor, Gonzalo Iraizos, garantizaba los derechos que tienen cada uno de los trabajadores. Además, indicó que actuará dentro del marco legal y no al margen de la ley, como algunos trabajadores denunciaron.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *