La asociación alemana de médicos de cuidados intensivos pidió este lunes que se reinstauren inmediatamente restricciones severas para hacer frente a la tercera ola de Covid-19, después de que las autoridades las suavizaran.

«Según los datos de que disponemos y a causa de la difusión de la variante británica, defendemos vehementemente una vuelta a un cierre desde ahora para, simplemente, impedir una tercera oleada fuerte» de Covid-19, declaró Christian Karagiannidis, director científico de la asociación de médicos de cuidados intensivos, en la radio pública alemana.

Si el Gobierno y las regiones no restablecen inmediatamente unas restricciones más severas, el número de pacientes en cuidados intensivos podría alcanzar rápidamente los «5.000 o 6.000» si «le damos al virus la oportunidad de propagarse», advirtió Karagiannidis en la radio RBB. Actualmente, las unidades de cuidados intensivos acogen a 2.800 pacientes.

Este lunes, Armin Laschet, presidente de la Unión Cristiana Demócrata (CDU), el partido de Angela Merkel, pidió que las autoridades «mejoren» la gestión de la pandemia de coronavirus, al día siguiente de que su formación registrara una importante derrota en las elecciones regionales de Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado.

Existen «debates sobre la gestión» de la crisis del coronavirus y «debemos mejorar», declaró en una rueda de prensa Laschet, posible candidato para reemplazar a Angela Merkel tras las legislativas de septiembre.

Las autoridades sanitarias alemanas llevan varios días advirtiendo del impacto que podría tener una tercera oleada de la pandemia, vinculada a la propagación de la cepa de Covid-19 detectada inicialmente en el Reino Unido, que hizo que los contagios se dispararan.

«La extrapolación de las tendencias muestra que, para la primera semana de abril, podemos esperar cifras de casos superiores a las de Navidad», advirtió el sábado el instituto Robert Koch, encargado de supervisar la situación epidemiológica.

El 3 de marzo, Angela Merkel y las autoridades regionales autorizaron la suavización de algunas restricciones y definieron un dispositivo complejo de aperturas y cierres «de emergencia» en función de la tasa de incidencia.

Aun así, en Alemania continúan rigiendo importantes restricciones, como el cierre de bares, restaurantes, espacios culturales y deportivos o tiendas consideradas no esenciales.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *