El subsuelo estadounidense es muy rico en litio, pero Estados Unidos sólo genera el 1% de la producción anual mundial. Esto podría cambiar: en febrero, el presidente de EEUU emitió una orden ejecutiva que ordena una revisión estratégica de las cadenas de suministro de recursos críticos, incluido el litio, que es esencial para el crecimiento del sector de los vehículos eléctricos.

El litio es un componente clave de las baterías recargables de los vehículos eléctricos, y los fabricantes de automóviles estadounidenses se han comprometido a transformar la mayor parte de sus flotas en las próximas dos décadas. La administración estadounidense, por su parte, está preocupada por la actual dependencia de Estados Unidos de Australia, Chile y China para el suministro de litio. El gobierno denuncia una «vulnerabilidad estratégica» para la economía estadounidense. Así lo reportó RFI. 

Todo está preparado para promover el desarrollo de la producción de litio en Estados Unidos, sobre todo porque el subsuelo es rico en él. Pero la extracción del material es compleja y costosa, lo que ha limitado la inversión hasta ahora. Eso está cambiando: Piedmont Lithium, en Carolina del Norte, se prepara para abrir una de las primeras grandes minas de litio de Estados Unidos en décadas. La empresa tiene previsto invertir más de $us 500 millones y ha anunciado que ya ha firmado un acuerdo para suministrar al fabricante de automóviles Tesla.

Una apuesta financiera

Se están realizando otras exploraciones en los subsuelos de Nevada, California y Arkansas. Una apuesta financiera, porque a los precios actuales, el litio estadounidense es demasiado caro de extraer, por lo que no es muy competitivo. Pero Piedmont apuesta por una subida de precios: los analistas prevén que el crecimiento de los coches eléctricos triplique la demanda de litio en los próximos cinco años, superando con creces la oferta actual. 

Una vez en funcionamiento, Piedmont Lithium prevé producir 22.700 toneladas de material refinado. Esta cifra será muy superior a la producción actual de Estados Unidos, pero seguirá siendo insuficiente para satisfacer la demanda prevista.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: