PENÉLOPE MERCADO |

Pese a falta de regulación específica en la normativa boliviana, el colectivo Acción Andina Boliviana logró que, por primera vez, el Estado autorice el uso del aceite de cannabis (marihuana) en una niña con lesión cerebral.

“Acción Andina–Bolivia ha presentado la primera solicitud de uso de cannabis medicinal, para un paciente menor de edad, a quien el aceite de cannabis le reduce en un 60% los espasmos diarios. La respuesta del Estado ha sido positiva”, señala la publicación del 2 de mayo del colectivo.  

Este camino no ha sido fácil, porque aún está vigente la Ley 1008, que penaliza el uso de la marihuana, sin embargo la Ley 913 de Sustancias Controladas abre la  oportunidad de utilizar la marihuana con fines medicinales, pero aún falta su reglamentación.

A esto se suma que en diciA esto se suma que en diciembre de 2020, la Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoció oficialmente las propiedades terapéuticas de esta planta y su resina al retirarlas de la lista IV de la Convención sobre drogas de 1961, un espacio reservado para las sustancias más perjudiciales y sin potencial médico reconocido. Sin embargo, aún se mantiene incluida en la lista I, que agrupa a las sustancias muy adictivas y de probable uso indebido.

En Bolivia, “como no hay regulación, los pacientes elaboran sus propios aceites, o los compran a otras personas que elaboran en forma artesanal, o si compran fármacos de cannabis de compañías farmacéuticas estos son de contrabando y están en el mercado negro. Esa es la realidad en Bolivia, mientras no haya una regulación del cannabis medicinal”, explica la coordinadora de Acción Andina Boliviana y especialista en política de drogas, Gloria Rose Achá. 

Gloria prefiere evitar dar detalles, por ahora, sobre el procedimiento para la autorización que se logró para que una niña pueda utilizar el aceite de cannabis que le aminora sus convulsiones, pero refiere los varios estudios científicos realizados en el mundo sobre los beneficios del cannabis medicinal en niños y niñas con enfermedades neurológicas, como el estudio del Centro Médico Wolfso y el Centro Médico Tikum Olan, en Israel, publicado en 2017 que demostró que el uso medicinal de derivados del cannabis ayuda a niños con parálisis cerebral, reduciendo sus síntomas y mejorando sus habilidades motoras. 

“Si usted le pregunta esto a un médico en Bolivia no tendrá mucha información porque la falta de regulación impide que haya formación, cursos”, señala.

Sin embargo, agrega que mucha gente que padece alguna enfermedad grave, crónica o incurable ya se beneficia de las bondades de esta planta. Menciona las personas que sufren esclerosis múltiple, varios tipos de cáncer, glaucoma, artritis, diferentes tipos de epilepsia, Párkinson, Alzheimer, parálisis cerebral, síndrome de Tourette, fibromialgia, enfermedad de Crohn, VIH/SIDA, dependencia a químicos, autismo, psoriasis y quienes sufren de dolor crónico. 

ART 18- LEY 913

II. Las personas naturales o jurídicas, deben registrarse y solicitar autorización previa a la instancia competente del Ministerio de Salud para la importación, exportación, comercialización o producción de sustancias controladas de uso medicinal, consignadas en las Listas I, II, III y IV del Anexo de la presente Ley, autorización que será otorgada mediante Resolución Administrativa de Licencia Previa.

LEGALIZACIÓN. INICIATIVA PARALIZADA EN LA ALP

En marzo de 2020,  se conoció que el Comité de Lucha contra el Narcotráfico de la Cámara de Diputados junto con organizaciones sociales trabajaron un borrador de proyecto de ley para legalizar la marihuana con fines medicinales . Sin embargo, la iniciativa quedó paralizada debido a los conflictos poselectorales de 2019 y el cambio de gobierno.

“Se vino trabajando en el proyecto de ley de uso medicinal del cannabis, del aceite de la marihuana. Entonces tenemos ya un borrador que se ha trabajado con algunas organizaciones sociales que están utilizando este componente como medicina”, explicó  la entonces secretaria del Comité, Brígida Quiroga,en una entrevista con Página Siete.

El borrador del proyecto, añadió Quiroga, fue socializado con especialistas que trabajan en el uso del aceite de cannabis para aliviar dolencias. “No es que no se usa en Bolivia. Hay casos ya de gente que se ha tratado con este aceite y que se ha beneficiado de manera muy grande. Hay casos en Cochabamba y aquí en La Paz. No son sólo usuarios, sino profesionales que están acompañando ya la aplicación de este aceite con muy buenos resultados”.

Definición 

De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, por “planta de cannabis” se entiende toda planta del género cannabis. La planta de cannabis, Cannabis sativa L. es una única especie, pero se divide en varias subespecies, a saber: sativa, indica y ruderalis. 

No obstante, la planta de cannabis tiene numerosas variedades distintas desde el punto de vista biológico, químico o morfológico.

Al tratarse de una especie “dioica”, la planta puede ser estaminada (masculina) o pistilada (femenina). Sin embargo, también se dan casos aislados de plantas “monoicas” o hermafroditas en las que coexisten ambos sexos en una sola planta. 

El término “cannabis” se suele utilizar también para designar distintos productos que se obtienen de la planta de cannabis.

PUEDE BENEFICIAR A GENTE CON UNA LISTA GRANDE DE PATOLOGÍAS

DR. PEDRO MUSALEM NAZAR | Médico cirujano de Chile , magíster en salud pública y doctor en Antropología Social

El cannabis puede ayudar a personas con enfermedades graves con su efecto antiinflamatorio, neuro protector e inmunomodulador, esos son los tres efectos fisiológicos principales de los fito cannabinoides que influyen en el sistema endocannabinoide humano de formas complejas que están siendo investigadas en los últimos 30 años.

El cannabis medicinal se puede usar por vía inhalatoria, vaporizado, y se puede utilizar también tópico, en la piel como crema, como ungüento y también como aceite o resina por vía oral, estas son las formas de administración más comunes en medicina.

Por otro lado, muchos no tienen el conocimiento de esto, la marihuana es su nombre coloquial para la cannabis nativa, es la misma planta y puede beneficiar a gente con, realmente, una lista grande de patologías, porque como es un antiinflamatorio, también tiene un efecto analgésico. 

El cannabis medicinal se puede usar por vía inhalatoria, vaporizado, y se puede utilizar también vía tópica.

Entonces, quizá han visto beneficios en muchas enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o en enfermedades del neuro desarrollo como las parálisis cerebral o las epilepsias infantiles, en caso de traumas de accidentes vasculares encefálico, todo tipo de lesión anatómica en el sistema nervioso central logra buenos niveles de respuesta con los cannabinoides, luego están todas las enfermedades autoinmunes como la colitis ulcerosa, la artritis reumatoidea, la enfermedad de Cohn. Son cuadros que responden bien a la cannabis por el efecto inmulomodulador o por el efecto antiinflamatorio y analgésico también, además de estos efectos, la cannabis por la

THC posee una propiedad orexigena, consiste en que produce apetito, a un nivel, por ejemplo de pacientes de cáncer o con cualquier estado de debilidad general por mal nutrición, va a tener un efecto positivo, porque va a producir apetito y sueño, para gente que come poco, duerme poco, por ejemplo un enfermo de cáncer que está deprimido por su situación, disminuyen sus niveles de ansiedad, de dolor y les aumenta el apetito.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *